Un portavoz del Grupo Sany de China, el mayor fabricante de maquinaria del país, subrayó que la compañía está decidida a continuar con los procedimientos legales incoados contra el presidente estadounidense, Barack Obama.

Sany persistirá hasta el final en el pleito y lo llevará ante el tribunal de apelaciones o al tribunal supremo de Estados Unidos si fuera necesario, aseguró a Xinhua Yang Jian, el responsable de medios de comunicación del grupo.

Yang agregó que la firma Ralls Corp., sucursal con base en EEUU de la empresa china, había logrado resultados iniciales cuando presentó el año pasado una reclamación contra Obama y el Comité de Inversión Extranjera de Estados Unidos (CFIUS, por sus iniciales en inglés) por haber bloqueado su posesión de cuatro campos eólicos en Oregon.

De acuerdo con una orden del tribunal, el cargo IV de la reclamación enmendada no puede ser denegado, y alegaba que "la orden del presidente sobre la adquisición de cuatro compañías estadounidenses de proyectos eólicos por parte de la Ralls " el pasado 28 de septiembre de 2012 viola cláusulas de proceso de la quinta enmienda de la Constitución de Estados Unidos, ya que priva a Ralls de sus legítimas propiedades sin ofrecer una explicación válida, o la oportunidad de ser escuchada.

El fallo, que desestima otras de las reclamaciones interpuestas, indica que la oposición de los demandantes se dará a conocer antes del 28 de marzo y que los acusados podrán presentar su defensa hasta el 4 de abril.

Xiang Wenbo, presidente de la Corporación de Industria Pesada Sany, afirmó que el caso tendrá una "influencia positiva" sobre las futuras fusiones y adquisiciones de Sany en el extranjero.