El Observador de Uruguay. El Hotel San Rafael de Punta del Este saldrá del abandono en que está sumido desde 2011 y volverá a funcionar próximamente al ser adquirido por el grupo Cipriani por unos US$ 40 millones, informó la Intendencia de Maldonado.

Cipriani es una cadena hotelera que opera lo largo del mundo –con base en Europa– y que además de asumir la administración del hotel invertirá otros US$200 millones en reformas y reparaciones a cargo del arquitecto Rafael Viñoly.

El hotel comenzó a construirse 1945, consigna la comuna en un comunicado, y allí funcionó "la primera sala de juegos de Punta del Este". Desde entonces ha sido un símbolo del balneario como un establecimiento de hospedaje de lujo frente al océano Atlántico, que ha sobrevivido a sus siete años de abandono.

El proyecto de inversión aprobado por la Junta Departamental de Maldonado en octubre de 2017 por 16 ediles del Partido Nacional y el frenteamplista Sergio Duclosson, posibilitará, entre otras novedades, la construcción de dos torres en los costados de la vieja edificación de la parada 11 de la Brava.