Madrid. El grupo de juego Codere ha alcanzado acuerdos con el banco Macro para refinanciar deuda en Argentina ampliando cinco meses el vencimiento de un préstamo de 70 millones de pesos (unos 10,2 millones de euros) y cancelando otros dos créditos que suman 131 millones de pesos (19,2 millones de euros). Es decir, un poco más de 29 millones de euros.

La empresa de juego ha comunicado estos acuerdos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) pocos minutos después de notificar que debía afrontar el pago de 212 millones de pesos (31 millones de euros) a las autoridades argentinas por cánones de renovación de licencias.

Codere ha sufrido en las últimas sesiones el castigo del mercado después de que la semana pasada la agencia de calificación crediticia Moody's rebajara un escalón (de Caa3 a Caa2) la calificación de su deuda (CFR) ante el elevado riego de impago por parte de la compañía.

La semana pasada también se produjo la dimisión del vicepresidente de Codere Argentina, Héctor Omar Luna.

Antes de que este lunes abrieran los mercados en España, la empresa ha comunicado que había logrado en Argentina un acuerdo con el Banco Macro para extender al 23 de octubre de este año el vencimiento de un préstamo de 70 millones de pesos argentinos (unos 10,2 millones de euros) que vencía inicialmente el domingo.

Junto a esto, ha cancelado de forma anticipada otro préstamo de 101 millones de pesos (14,8 millones de euros) de la misma entidad, que Codere pagará el próximo 7 de junio con cargo a fondos propios y con liberación de las garantías aportadas.

Por último, la empresa ha pagado otros 30 millones de pesos (unos 4,4 millones) de otro préstamo recurriendo a fondos propios que ha obtenido con la liquidación de bonos soberanos argentinos.

Poco antes de comunicar estos acuerdos, la empresa había apuntado que tenía que abonar unos 212 millones de pesos (31 millones de euros) por la renovación de determinadas licencias para la operación de salas en la provincia de Buenos Aires.

Por un lado, 124,41 millones de pesos (unos 18 millones de euros) por la liquidación definitiva del importe de unos cánones inicialmente estimados por la renovación de unas licencias para la operación en salas de finales de 2012.

Y por otro, 87,6 millones de pesos (unos 12,7 millones de euros) por la renovación de licencias para otras cinco salas

En ambos casos, la empresa ha acordado pagar estos cánones en ocho plazos mensuales entre agosto de 2013 y marzo de 2014.