Ciudad de México. La atribulada aerolínea Mexicana, una de las dos mayores del país, podría suspender definitivamente sus vuelos este fin de semana ya sin fondos para costear sus operaciones, dijeron el viernes medios locales.

Un grupo de empresarios denominado Tenedora K, que compró la endeudada aerolínea y a su controladora la semana pasada para reestructurarlas, no hará la inyección de capital necesaria para mantenerla en el aire, dijo el diario Reforma.

"Tenedora K, propietaria del 95% de Nuevo Grupo Aeronáutico, decidió que ya no inyectará capital a Mexicana para salvarla de la quiebra, debido a que no encontró las condiciones para hacerlo", dijo el diario Reforma citando como fuentes a representantes legales de los nuevos propietarios.

La inyección de capital a Mexicana estaba condicionada a lograr acuerdos laborales, operativos y financieros con sus trabajadores y acreedores.

"La aerolínea podría dejar de volar en las próximas horas", dijo por su parte el diario El Universal.

Un portavoz de Tenedora K dijo a Reuters que no haría comentarios sobre las versiones de prensa.

Este miércoles, el secretario de Trabajo, Javier Lozano, consideró que un plan propuesto por los nuevos dueños de Mexicana para rescatar a la aerolínea no podía ser aceptado por sus trabajadores, porque estaba fuera de la ley.

La compañía, con un pasivo total de alrededor de US$1.000 millones, ha dejado de vender boletos y ha reducido sus vuelos internacionales, al igual que los de sus filiales de rutas domésticas MexicanaClick y MexicanaLink.

La aerolínea transportó en el 2009 al 20% de los turistas internacionales -en su mayoría estadounidenses- que llegaron a México por una operadora local.