El grupo empresarial Oikos anunció que adquirió unos predios en Bogotá para la edificación de más de 900 viviendas de interés social (VIS).

El gerente de la firma constructora, Luis Aurelio Díaz, indicó que la compra de terrenos para llevar soluciones a los colombianos de menores ingresos se ha convertido en un verdadero reto para los constructores y para toda la cadena de la vivienda, toda vez que los valores de la tierra dificultad el poder destinarlos para este tipo de vivienda.

En un comunicado de prensa de la firma explicó que la situación es tan apremiante que inclusive el problema también lo vive el gobierno que no tiene sitios disponibles y de bajo costo para la construcción de nuevos proyectos de vivienda de corte social.

El constructor precisó que la firma logró concretar un negocio con la adquisición de dos importantes proyectos dentro de Bogotá ubicados en la zona de San Cristóbal Sur y Santa Lucia, para llevar a los capitalinos o habitantes de la ciudad más de 900 soluciones tipo VIS.

Estas viviendas tendrán todas las comodidades y contarán con parqueaderos, zonas verdes y área comunal. Las soluciones podrán ser adquiridas de dos o tres alcobas, de acuerdo al tamaño de la familia, y serán ofertadas con sala, comedor, cocina, sitio de ropas, detalló el informe de prensa.

“Esta situación nos lleva a concluir que por buenas intensiones que tenga el ejecutivo, tendrá que trepar una dura cuesta para conseguir tierra para las viviendas de interés social o de muy bajo costo dentro de las ciudades capitales, en especial Bogotá”, declaró Díaz.

El gerente Oikos precisó que la compra de terrenos para este fin, no fue una tarea fácil pero se hizo porque hay un férreo interés de la compañía en apoyar a los gobiernos distrital y nacional que quieren impulsar la vivienda para la población más vulnerable en materia económica.

“Queremos coadyuvar para que de alguna manera se cumplan las metas de llevarle una casa o un apartamento a los colombianos asalariados y que trabajan muy duro para mejorar su situación y la de sus familias. No es fácil, pero será altamente gratificante caminar de la mano del sector público para hacer que los sueños de tantos nacionales se hagan realidad. Esos sueños con techo y servicios públicos los anhelamos para Bogotá y todo el país”, afirmó Díaz, en el informe de prensa de la empresa.

Dentro de la compañía hay una política definida que tiene que ver, entre otras cosas, con responsabilidad social y es la de estar siempre presente y de manera permanente en la construcción de soluciones de vivienda para los menos favorecidos. Eso demuestra que el sector privado si puede acompañar las políticas sociales y gubernamentales aún e medio de las vicisitudes, destacó el empresario.

Comentó que desde hacía varios meses el Grupo estaba buscando los terrenos porque había una preocupación enorme al no poder ofrecer dentro de Bogotá las viviendas de interés social, pero gracias a un esfuerzo la ciudad tendrá en el mediano plazo una oferta importante de este tipo de solución.

“De igual manera hemos lanzado importantes proyectos de estrato tres en la zona de Hayuelos para atender este mercado que busca buena ubicación y un buen precio. Allí las familias no sólo solventaron el problema de vivienda sino que hicieron un gran negocio al tener en cuenta que la sola valorización les dejó una buena utilidad”, dijo.

El grupo Oikos ratificó su compromiso de seguir haciendo esfuerzos para aumentar el portafolio de vivienda social dentro de Bogotá en los próximos meses pese a que se requieren más de 7.000 hectáreas de suelo urbanizable en todo el país, es decir el equivalente a 30 veces el suelo de Ciudad Salitre en la capital.

“No sabemos como, pero seguiremos en la búsqueda de sitios aptos para edificar familia, paz y prosperidad”, acotó.