El grupo energético argentino Pampa Energía dijo el jueves que perdió 46,6 millones de pesos (US$11,3 millones) el año pasado, una cifra menor a la esperada por el mercado, por impactos financieros y una fuerte caída en su utilidad operacional.

La pérdida se compara con las ganancias de 214,7 millones de pesos registradas en el 2009.

La firma reportó una pérdida financiera y por tenencia de 250,6 millones de pesos en el 2010, frente a utilidades por 48,4 millones en el año previo.

Analistas consultados por Reuters estimaban que la empresa anunciaría una pérdida de 78,3 millones de pesos en los 12 meses del año pasado.

El resultado operacional de la empresa durante el 2010 fue positivo en 282,1 millones de pesos, comparados con las ganancias de 423,9 millones del año anterior.

La sociedad, que no informó resultados al cuarto trimestre del 2010, había informado una pérdida de 81,8 millones en los anteriores nueve meses, por lo que el resultado del último trimestre del año habría sido positivo en 35,2 millones de pesos.

Los analistas estimaban una ganancia promedio de unos 3,5 millones de pesos (US$850.000) en el cuarto trimestre del 2010, ante una mayor generación de energía por parte de las empresas del grupo.

La empresa, controlada por el local Grupo Dolphin, posee activos en los sectores de generación, transmisión y distribución de energía.

Las acciones de la firma caían US$2,46 a las 1849 GMT, en un mercado bajista.

Entre las principales sociedades del grupo Pampa Energía destacan la distribuidora Edenor, la firma de transmisión de electricidad de alta tensión Transener y centrales de generación térmica e hidroeléctrica.