Montevideo. El grupo peruano Gloria terminó de notificar a sus 400 empleados el cierre de su filial uruguaya Ecolat, que supone un gran impacto económico para la localidad de Nueva Helvecia, donde se constituía como la principal "fuente de empleo", informaron este jueves fuentes oficiales.

Así lo expresó a Efe el alcalde de la pequeña ciudad, que apenas alcanza los 10.630 habitantes, Héctor Torres, quien mostró su preocupación por la importante pérdida de empleos, que golpeará "no solo a Nueva Helvecia, sino a toda la región de Colonia (al suroeste del país)".

Ecolat es "una fuente de trabajo importantísima", puesto que se trata de "la industria más fuerte de la región", señaló Torres, tras indicar que los sindicatos iniciaron las movilizaciones en octubre, cuando llegaron los primeros mensajes que amenazaban con el cierre de la planta procesadora de leche.

Ante la inquietud de los trabajadores, el Ministerio de Trabajo y el Gobierno de Uruguay comenzaron las conversaciones con la empresa peruana, aunque entonces no consiguieron ponerse de acuerdo.

Torres lamentó que la empresa Gloria "está ajena a negociaciones", a pesar de que "el sector sindical sigue haciendo acciones con el Gobierno" para intentar revertir la situación.

Precisamente, los ministerios de Economía, Trabajo e Industria del país suramericano se reunirán esta tarde para analizar el futuro de la cadena peruana y buscar una solución ante los despidos.

"No hay mucha ilusión al respecto, la mayoría lo tiene como un hecho consumado e irreversible", atestiguó Torres, quien adelantó que el cierre va a provocar "una trama muy delicada económica y socialmente" que "va a golpear todas las puertas de la región".