El grupo Thomas Cook inicia el plan de armonización y renovación de su flota de pasillo único de la Familia A320 con la adquisición de 12 A321. Los aviones irán equipados con Sharklets, los nuevos dispositivos aerodinámicos que contribuyen a un mayor ahorro de combustible.

Además, los planes de Thomas Cook PLC incluyen un leasing de 20 aviones más de la Familia A320.

“Hemos decidido modernizar nuestra flota con aviones de la Familia A320 por el gran ahorro en costes operacionales que ofrece esta familia de aviones, especialmente en costes de mantenimiento y consumo de combustible. Los A321 equipados con Sharklets cumplen plenamente nuestras expectativas de alcance y ahorro”, señaló el portavoz del grupo Thomas Cook.

“Los A321 equipados con Sharklets ofrecen un salto significativo en materia de ahorro y una actuación más respetuosa con el medio ambiente además de ofrecer la cabina más confortable entre los aviones de su clase”, manifestó John Leahy, director del Área de Clientes de Airbus. “Estamos orgullosos de que Thomas Cook haya elegido la Familia A320 para impulsar la flexibilidad y eficiencia de su flota y esperamos que nuestra relación se afiance mucho más”.

El grupo Thomas Cook plc, empresa de viajes líder en el mundo, opera en 21 países de los cinco continentes.

Los sharklets (aletas de tiburón) son unos dispositivos aerodinámicos situados en los extremos de las alas que mejoran la eco-eficiencia y las prestaciones carga-alcance de la Familia A320. Los sharklets pueden disminuir el consumo de combustible en al menos un 3,5 por ciento en largos recorridos, equivalente a una reducción anual de 700 toneladas de emisiones de CO2 por avión. Este nuevo dispositivo es el resultado del continuo programa de actualización de la Familia A320.