Ciudad de Guatemala. El especialista del Proyecto Cuenca Naranjo/Suchiate que se desarrolla en la zona suroccidental de Guatemala, Víctor Solano, alertó sobre los efectos que podría desencadenar las bajas temperaturas que ha sufrido el país.

Relató al diario prensalibre.com que estos cambios bruscos de temperatura ponen en grave peligro las hortalizas, que se queman con el frío, que ha alcanzado grados bajo cero.

Indicó que este panorama pone en riesgo “la seguridad alimentaria en el altiplano, porque las poblaciones no podrán cosechar, ya que las plantaciones se dañan”.

En el mismo sentido, un agricultor local de la zona de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, informó que los cultivos se han destruido por el intenso frío.

Gran parte de latinoamérica enfrenta una ola de intenso frío que por ejemplo en Colombia y Panamá ha estado caracterizado por intensas precipitaciones de las que se responsabiliza al fenómeno de La Niña.