La primera cosecha de maíz blanco y amarillo estará lista a finales de agosto, según las proyecciones de autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) y productores, y aunque hay pérdidas por el clima y enfermedades, se espera una producción superior a la del 2011.

El ministro Efraín Medina explicó que para este año se espera una mejoría en la producción, en relación con la cosecha anterior de 2,1% más, atribuido a una recuperación del cultivo.

Según las proyecciones del MAGA, para este ciclo se estima una producción de 33.185.628 quintales de cien libras, lo que significa un incremento de 764.400 quintales.

En la cosecha 2010/2011, la producción de maíz blanco fue de 32 millones 421 mil quintales.

Sin embargo, la producción aún es menor a los 34 millones 159 mil quintales alcanzados en el período 2008/2009.

Las estadísticas del MAGA indican que la producción de maíz blanco ha registrado un incremento del 46% en los últimos seis años, al pasar de 743 mil quintales en el período 2006/07 a 1.08 millones para este año.

“La cosecha de maíz de la Costa Sur entrará más rápido, y esperamos que en septiembre entre por completo. Esperamos una cosecha superior al año anterior”, aseguró Medina.

Además, la extensión de cultivo de maíz ha crecido 45% del 2006 al 2012, según esa institución. En el caso de la producción de maíz amarillo, las proyecciones señalan que la cosecha será de 120.346 quintales, superior en 2.821 al ciclo anterior.

Para ambos casos, se proyecta un rendimiento promedio nacional de 30,64 quintales por manzana cultivada.

Impactos. El gobernador departamental de Quiché, Heber Cabrera, expuso que para la primera cosecha de maíz en la zona de Ixcán, se espera una merma de seis millones de quintales, y la estimación será de 14 millones. En la cosecha anterior el total fue de 20 millones de quintales.

“La baja está asociada al aparecimiento de la mancha de asfalto, enfermedad que ataca a las plantaciones”, aseguró.

Sin embargo, el funcionario dijo que se pronostica una mejor producción en la segunda cosecha, que inicia en noviembre a marzo de cada año.

Israel Gálvez, representante de la Asociación de productores de frijol del Oriente, que incluye los departamentos de Jutiapa, Jalapa y Chiquimula, indicó que la falta de lluvia en ese sector esta causando problemas en el desarrollo de las plantaciones de maíz y frijol.

“Consideramos que las pérdidas hasta este momento alcanzan el 50% de ambos cultivos, pues la falta de humedad no permite la germinación de la plantación”, subrayó.

El presidente de la Coordinadora Nacional de Productores de Granos Básicos (Conagrab), Carlos Herrarte, explicó que el comportamiento del invierno en la Costa Sur es normal, aunque no descartó posibles efectos al concluir el invierno, que es la temporada más crítica.

El técnico explicó que la canícula —período en el cual cesan las lluvias en invierno— ha sido normal, y las plantaciones de maíz de Suchitepéquez, Escuintla, Retalhuleu y la costa de San Marcos y Quetzaltenango mantienen un alto rendimiento.

El ministro de Agricultura indicó que en términos generales, la producción de granos básicos es normal hasta este momento, pero existe el temor por el fenómeno El Niño, que causaría sequía para el segundo semestre del año.

Entrevista. “Precios bajarán”. Gustavo García, responsable operativo de la Unidad de Emergencias  de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés), señaló que aunque el precio de los granos subieron en junio, bajarán en agosto.

En el monitoreo de esa entidad, a junio el quintal de maíz llegó a Q132 y de frijol a Q448.

¿Se esperan mejores precios para los próximos meses?

- "Los precios del maíz  se encuentran dentro de los rangos normales. Estos precios son similares a los años anteriores. Ambos productos tienden a un pequeño incremento debido a que las familias más pobres no cuentan con reservas de esos granos, y a eso se agrega que  disminuye la oferta en los mercados. Se espera que bajen de nuevo a partir de agosto, y que se mantengan estables durante el resto del año y el primer semestre del  2013".

¿Cuál es la expectativa para la siguiente producción?

- "El país continuará como en años anteriores con un  déficit del 5% en la producción de maíz  —de los 40 millones de quintales que necesitamos en Guatemala por año— y 7% en la producción de frijol —de los 4,5 millones de quintales que necesitamos por años—, pero ese déficit es cubierto por el ingreso de maíz de origen mexicano y beliceño, mientras que el frijol ingresa procedente de México y  Nicaragua".

¿Cómo se puede contrarrestar la falta de alimentos?

- "Con técnicas que permiten que las familias en pobreza y pobreza extrema cultiven en sus pequeñas áreas de tierra diferentes alimentos de forma escalonada".