Los expendedores de carne de los mercados del área metropolitana de Guatemala optaron este jueves por importar carne de Nicaragua, luego que el gobierno les ofreciera facilitar el intercambio comercial.

Luego de una reunión con autoridades de los ministerios de Economía y de Agricultura, Ganadería y Alimentación, y representantes de ganaderos y abastecedores, los propietarios de carnicerías hallaron viable la importación de carne.

El vicepresidente de la Gremial de Carniceros, Édgar Méndez, explicó que la idea es conseguir carne a precio más competitivo, a fin de que los precios al consumidor Guatemala se mantengan estables.

Existe un contingente —importación sin pago de aranceles— de carne de mil 420 toneladas métricas en el marco del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y Estados Unidos, que se puede aprovechar.

El ministro de Agricultura, Efraín Medina, señaló que la importación de carne de Nicaragua será parte de un acuerdo bilateral que hace dos años se suspendió, el cual se buscará restablecer.

“Estableceremos con el ministro de Agricultura de ese país precios y volumen que puedan enviarnos”, dijo, al tiempo que reconoció que los costos podrían ser mayores.

El presidente de la Federación de Ganaderos de Guatemala, José Vera, consideró que la importación de carne no redundará en rebaja de precios, ya que en Nicaragua el producto es más caro; la libra de carne en pie se cotiza en Guatemala a Q5,30 (US$0,67), mientras que en esa nación, a Q6,10 (US$0,77).

El presidente de la Federación Centroamericana del Sector Cárnico Bovino, Cristóbal Navas, manifestó que la carne en canal —precio al que adquieren expendedores— en Nicaragua es de Q13,17 (US$1,67) la libra, mientras en Guatemala es de Q11,20, luego del último incremento.