Un grupo de carniceros efectuaron una protesta, y varios negocios de carne de res de los mercados del área metropolitana cerraron este lunes, para exigir que detengan el alza al precio de ese producto, mientras los cierres continuarán este martes, según afirmó la Gremial de Carniceros.

Las autoridades del Ministerio de Economía (Mineco) y del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga) aún no saben a qué se debe el aumento y si se justifica.

Ambos ministerios convocaron para este martes a una reunión con representantes ganaderos, abastecedores y carniceros, aseguró la viceministra de Economía, Claudia de Del Águila.

Carlos Hernández y Édgar Méndez, directivos de la Gremial de Carniceros, solicitaron este lunes a la funcionaria que tomen medidas para que cesen los aumentos, pero no se llegó a una conclusión.

Los vendedores también colocaron carteles en sus negocios en señal de rechazo al alza, algunos manifestaron frente al Mineco y luego hicieron una caminata hasta el mercado La Terminal.

Este martes continuarán las medidas y se reunirán por la mañana en La Terminal, para dirigirse a varios mercados y motivar el cierre de más carnicerías.

Mientras los directivos se reúnen en el Maga, el resto manifestará afuera.

Los carniceros se quejan que los abastecedores han subido Q2 (US$0,25) por libra a la carne de res, y que a partir de este martes se aplicó otro aumento de Q0,20 por libra. Indicaron que antes la compraban a Q9,50 y ahora a Q11,50 (US$1,4).

Los precios al consumidor están entre Q20 y Q25 por libra, según el corte.

El gerente de la Federación de Ganaderos de Guatemala, Leonel Gómez, expresó que este lunes hicieron un sondeo en varias regiones, y el precio promedio de ganado en pie, que ofrecen al abastecedor, es de Q5,30 por libra.

Indicó que los precios recobraron el nivel del 2009, ya que entre el 2010 y parte del 2011 fueron más bajos, pero advirtió que esa disminución no se reflejó hacia el consumidor final, pues el resto de la cadena siguió dando el producto al mismo precio.

La viceministra de Del Águila señaló que aún les hace falta escuchar a los abastecedores, para determinar a qué se debe el comportamiento, pero que según un estudio inicial del Maga, lo que puede afectar son las exportaciones de ganado a México y Venezuela, pero se reporta oferta normal y no hay escasez.

Aunque Gómez indicó que los pedidos de las exportaciones no tienen ese efecto, ya que los volúmenes son pequeños.