A partir de este jueves Guatemala entra en estado de emergencia zoosanitaria en todo el país debido al brote de influenza aviar H7N3 en Jalisco, México, y entre las principales medidas está la prohibición de importar aves o productos avícolas, según acuerdo número 105-2012 del ministerio de Agricultura.

El acuerdo entra en vigencia este jueves e implica entre otras medidas el control de la movilización de aves a nivel nacional, notificación obligatoria del aparecimiento de enfermedades en aves en todo el país, implementar y fortalecer las medidas de bioseguridad necesarias en las explotaciones avícolas.

También obliga a la implementación de medidas sanitarias para evitar el ingreso y diseminación de la enfermedad en Guatemala, así como delega a la autoridad competente para sacrificar todos los animales susceptibles, vacunados o no, a incinerarlos o enterrarlos a fin de impedir la propagación de la infección.

Destaca la prohibición temporal de importación de aves, productos o subproductos avícolas, así como biológicos e insumos para uso en aves, procedentes de países infectados con la influencia aviar de alta patogenidad H7N3. La prohibición durará el tiempo que dure el estado de emergencia sanitaria.

Por igual, queda facultado el personal del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) a retener cualquier producto de riesgo por esa enfermedad.