La generación hidroeléctrica en Guatemala sigue alta debido al copioso invierno, un aporte que según los monitoreos semanales de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), correspondieron al 75% de la energía demandada en el país,  entre el 2 al 8 de octubre recién pasado.

Las plantas térmicas aportaron solo 10%, mientras que las de carbón y las geotérmicas han generado 12% y 3% respectivamente.

El embalse de Chixoy se mantiene al tope con 803 metros sobre el nivel del mar (msnm), y el de Jurún Marinalá 1.188 msnm.

La generación con recursos naturales ha permitido mantener bajo el precio spot (precio de la electricidad en el mercado de oportunidad y no por contrato) y esa semana se reportó en US$92,58 por mevagatio mientras en meses de verano ha variado entre US$114 a más de US$160.