La exportación de energía desde Guatemala a los países vecinos ha registrado en los últimos años crecimiento constante.

Estadísticas del Administrador del Mercado Mayorista (AMM) reportan que en el año estacional 2009-2010 (de mayo a abril) las ventas sumaron 74,74 gigavatios hora (GWh) y durante el período 2010-2011, estas se incrementaron 122% y llegaron a 166,16 GWh.

Para el período 2011-2012, el AMM reportó un aumento de 15,75%, registrándose 192,34 GWh vendidos.

Guatemala vende energía hacia el Sur, a El Salvador y Honduras, refirió el presidente de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), Carlos Colom.

Según autoridades del sector, Guatemala tiene la oportunidad de potencializar la exportación de energía con la operación del Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central (Siepac).

La posibilidad de que Guatemala se encamine por esta vía ha quedado demostrada con la reciente licitación del sector para ofertar 800 megavatios de energía, según expuso el ministro de Energía y Minas, Érick Archila.

El gerente de generación del Instituto Nacional de Electrificación (Inde), Edwin Barrios, afirmó que para este proceso las ofertas casi duplicaron esa demanda y llegaron a 1.558 megavatios.

“Con las interconexiones existentes se pueden hacer exportaciones, pero el Siepac ayudará a impulsarlas más y da esa nueva alternativa” agregó Colom.

Para Archila, el potencial está en la instalación de plantas generadoras con recursos renovables.

En Guatemala, las dos líneas del Siepac, una que va hacia Honduras y otra a El Salvador, funcionan en fase de pruebas, aunque se espera que a finales de mayo empiece a operar la red de la región en forma comercial, refirió Edwin Barrios, gerente de generación del Inde.

Al igual que crecen las ventas, también aumentaron en forma considerable las importaciones.

El AMM reporta que en 2009-2010 se importaron 161,95 GWh, en el 2010-2011 aumentó 163%, y se registró en 426,18 GW, y para el 2011-2012 subió 19%, a 510,99 GWh.

Ese comportamiento está influido por la operación de la Interconexión eléctrica con México, agregó Colom. Hay varias horas del día en que la energía de México es más barata que algunas plantas de generación nacional, razón por la que se importa, explicó.

Según Colom y Barrios, Guatemala cuenta con las condiciones para convertirse en exportador. Aunque el presidente de CNEE refirió que sería con los excedentes. “Primero se debe optimizar el despacho local, para que el consumidor tenga su demanda abastecida al mínimo costo y, luego, exportar”, detalló.

Barrios dijo que el sistema nacional de despacho de las plantas generadoras, que se hace con base en principios económicos, garantiza que el consumidor tenga abastecida su demanda y no corra el riesgo que se quede en el país la energía con precios más caros en comparación a los que se exportarán.

Para el analista Luis Ortiz, el intercambio sería positivo; sin embargo, el reto será disminuir el rechazo social y los conflictos que estancan proyectos o ahuyentan la inversión.

Según datos del Ministerio de Energía y Minas, el potencial con recursos naturales, como el hidroeléctrico es de 5 mil megavatios (MW) y solo se aprovecha el 16%, el geotérmico es de mil MW, y se aprovecha solo el 3,6%, y el de biomasa bagazo, como los ingenios azucareros, es también de 1 mil MW, pero sólo se aprovecha 31,5%.

En el caso del eólico se ha detectado potencial de mil megavatios, pero no hay proyectos instalados.

Inde justifica cobros. El gerente de generación del Instituto Nacional de Electrificación (Inde), Edwin Barrios, argumentó que los cobros que se empezarán a trasladar a los usuarios por el costo del Siepac  serán por medio de un canon,  basado en las leyes nacionales y que regula  ese proyecto.

Agregó que no se requiere que el proyecto  esté en operación comercial y manifestó que el peaje es aparte, con el que  se cobra el uso de la red, e incluye la recuperación de costos para el cual si es obligatorio que esté en operación comercial.

En Guatemala, según indicó el ministro de Energía y Minas, a  partir de mayo próximo, los agentes del sector energético y los usuarios del servicio deberán empezar a pagar los costos.

La Comisión Regional de Interconexión Eléctrica resolvió que al país le corresponde pagar US$9,3 millones del 2010 y el 2011; además de US$10,03 millones por el 2012. El impacto para el usuario sería de entre Q0,01 a Q0,02 por kilovatio hora al mes, según las autoridades.