En más de 40 años de existencia en Centroamérica, esta es la primera vez que el hongo de la roya ha actuado con tanta fuerza en el sector cafetalero, siendo Guatemala uno de los países afectados.

 

Para tener una noción de la realidad del país centroamericano, hay que tener en consideración que el área cultivada con el grano es de 276.000 hectáreas, distribuida en 204 municipios de un total de 334 del territorio, lo que equivale al 61% de su geografía. La actividad es realizada por 90.000 productores, quienes “en la cosecha 2011-2012 exportaron 4,8 millones de quintales oro, actividad que generó 72,8 millones de jornales, es decir US$986 millones en concepto de divisas, lo que equivale a cerca del 3% del Producto Interno Bruto”, afirmó la Asociación Nacional del Café de Guatemala (Anacafé).

 

Pero actualmente el panorama es complejo, especialmente por el incremento del área afectada por la roya (Hemileia Vastatrix),  que alcanzaría las 193.200 hectáreas, lo que corresponde al 70% de la caficultura nacional.

 

Los departamentos más impactados por esta enfermedad que afecta a las hojas del arbusto del café, provocando al principio la disminución de la producción del grano y finalmente la muerte de la planta, son: Santa Rosa, Chiquimula, Zacapa, Jutiapa, Jalapa, Baja Verapaz, Quiché, Huehuetenango y San Marcos.

 

Por lo anterior, es que los pronósticos para el sector son sombríos. Para la cosecha 2012-2013 se prevé que se perderá 15% de la producción de café, lo que tendrá un gran impacto en el sector. De acuero a lo explicado por el presidente de la entidad, Nils Leporowski, esto incidirá negativamente en la vida socioeconómica de los guatemaltecos, especialmente en el área rural, debido a que este año se perderán 71.527 empleos y se dejarán de percibir US$372 millones en concepto de divisas.

 

Es más, según detalló el oficial de producción y protección vegetal de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Allan Hruska, Guatemala sería el segundo país más afectado de la región, puesto que perdería 650 mil quintales en la cosecha 2012-2013.

Tal ha sido el daño que ha causado la roya, que incluso los expertos ya están haciendo los cálculos de las repercusiones y pérdidas en el sector para el próximo año. “La disminución proyectada para el 2014 evidentemente tendrá impactos en la producción y exportación; puede perderse hasta el 40% de la producción”, especificó Leporowski.

 

Además, reveló que, de acuerdo a estimaciones, la cosecha podría bajar a 2,9 millones de quintales oro; se dejarían de percibir US$581 millones en concepto de divisas; se perderían 200 mil empleos y dejarían de circular en la economía rural US$250,4 millones, equivalentes a dos mil millones de quetzales, en concepto de pago de salario.

 

Crisis alimentaria. De acuerdo a la estimación de diversos expertos del sector, la situación podría recuperarse en dos años más, mientras se tomen desde ahora todas las medidas necesarias y el clima sea favorable.

 

Por ende, en el mejor de los casos, será en el 2015 cuando la producción podría volver a la normalidad. Sin embargo, en Guatemala el proceso sería un poco más lento. Según Leporowski, “el impacto de la roya perjudicará a las plantaciones durante tres años que demoran en renuevarse los cafetales", agregando que, "la gran mayoría tienen 25 años de edad, lo cual pone en riesgo a más de 200 mil trabajadores, un impacto negativo en más de 1,4 millones de personas, al incluir a sus familias, lo cual podría desencadenar incluso una crisis alimentaria en el interior del país”, afirmó.

 

Así las cosas es necesario saber ¿cuánto dinero se necesitaría para revertir esta dramática situación? El titular de Anacafé estimó que en este caso hipotético, el costo llegaría hasta los US$724,2 millones (Q5.769 millardos), en el caso que se decidiera recuperar por completo todo el parque afectado por la roya.

 

No obstante, la realidad es muy distinta, dado que los recursos para combatir este hongo son muchos menores. Hasta el momento, el gobierno aún no ha planteado con certeza el monto y mecanismo de acción para el combate contra la roya, lo que se espera que haga este viernes.