Cada uno explicó los puntos en los que se centran sus esfuerzos, mientras el presidente de Fundesa, Felipe Bosch, instó a los funcionarios a trabajar por un mayor dinamismo en la economía para mejorar los niveles de calificación otorgados por las instituciones internacionales.

“Tenemos que seguir compitiendo y hacer mejor las cosas, porque Guatemala no goza de los mejores números —de calificación—. Aunque no están en rojo y en algunas materias ganamos, pero raspadito”, señaló Bosch.

En el índice de competitividad global, el país está en la posición 83 de 144 naciones evaluadas por el Foro Económico Mundial, y en el rubro de costos empresariales asociados con el crimen y la violencia, en el último lugar.

David Casasola, economista del Centro de Investigaciones Económicas (Cien), refirió que es necesaria una coordinación de procesos entre las diferentes dependencias del Estado y se deben exigir resultados.

“Los bajos indicadores nos vuelven menos atractivos, porque los empresarios buscan un lugar dónde hacer un negocio que no les tome mucho tiempo y exista respeto”, expuso.

Empleo. Sergio de la Torre, ministro de Economía, dijo que el programa beca-empleos busca impulsar el desarrollo. Agregó que existe interés de 50 empresas de sectores de maquila, cooperativas, alimentos y bebidas. Dijo que esperan se generen 500 puestos.

Carreteras. La ampliación de las carreteras y su mejoramiento fue el ofrecimiento que hizo Alejandro Sinibaldi. Este proceso de recuperación de la infraestructura contempla la regulación de túmulos y la protección del derecho de vía, propuestas que serán presentadas como iniciativas de ley.

Turismo. Este año se espera el ingreso de tres cadenas hoteleras al país, una de EE. UU. y dos de Colombia. Se prevé una inversión de US$250 millones. Estos se ubicarían en la ciudad capital y en Antigua Guatemala, y se ofrecerán más de 250 habitaciones. También hay acercamientos con líneas aéreas para que tengan presencia.

Energía. En el mercado eléctrico regional buscan ser un centro de distribución y apostarle por el aumento a la generación. En octubre se organizará una licitación de 250 megavatios. El ministro de Energía y Minas, Érick Archila, señaló que también impulsarán la extracción de petróleo y en los próximos tres años se calculan US$1 mil 900 invertidos en este sector.

Finanzas. La viceministra de Finanzas Públicas, María Castro, expuso que han trabajado en el déficit fiscal para mantener la credibilidad a escala internacional que se vio fortalecida con la colocación de deuda pública que catalogó como muy exitosa. En menos de 12 meses fueron vendidos US$1.400 millones en los mercados exteriores.