La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) presentó al Ejecutivo su propuesta de adecuar tres aeropuertos del país para convertirlos en terminales internacionales, con una inversión de US$340 millones.

Las pistas de Puerto de San José, en Escuintla; Puerto Barrios, en Izabal; y Retalhuleu, al suroeste del país, integran la estrategia, informó el matutino guatemalteco El Periódico.

En la actualidad, la nación centroamericana posee dos aeropuertos de categoría internacional: La Aurora, en la capital, y Mundo Maya, en Petén.

Armando Asturias, interventor de la DGAC, cree que si el proyecto logra el financiamiento, se podría comenzar a trabajar en él desde el primer trimestre de 2013.

La Dirección busca que el aeropuerto del puerto San José se convierta en el mayor aeropuerto de carga transcontinental en el largo plazo, pues el aeropuerto de La Aurora llegará a su máxima capacidad dentro de unos años.

La remodelación costaría US$80 millones. Esta consiste en la ampliación de la pista de 2,1 kilómetros a 3,5 kilómetros, luces para operación nocturna, una terminal, parques industriales, área de carga y descarga de mercadería. También se construirá dos tramos de carretera que le conectarán con Puerto Quetzal.

Trascendió que el proyecto ya interesa a operadores de como DHL y LAN-Cargo.

El interventor afirmó que el país necesita diversificar su oferta aérea, pues el aeropuerto capitalino posee limitaciones: su ubicación en un área de densidad poblacional, su altura a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar y sus tres kilómetros de pista, que se están volviendo insuficientes.

“Los aviones como un Airbus 340, de Iberia, que viene con 335 pasajeros no puede salir lleno de carga y gasolina hacia España, entonces aterriza en El Salvador, Costa Rica o Panamá que si tienen aeropuertos con esas capacidades” recordó Asturias.

El funcionario agregó que se está negociando con aerolíneas de Brasil, Canadá, Turquía e Italia para incrementar el número de vuelos.

Turismo. Por otro lado, el proyecto de Puerto Barrios dependerá de si se logra instalar una terminal de cruceros en el Puerto Santo Tomás de Castilla. Esta ya cuenta con una pista de 2,7 kilómetros de concreto flexible. su inversión inicial sería de US$5 millones, y si se le dota de una terminal de carga, se elevaría a US$10 millones.

El último aeropuerto en la mira es Retalhuleu. La aerolínea TACA anunció que desde noviembre habilitará un vuelo hacia la zona desde El Salvador, por lo que las autoridades valoran si sería rentable la construcción de una terminal más adecuada.

“No es viable seguir con este aeropuerto. Si los vuelos hacia él son rentables, en 2014 iniciaremos la búsqueda de financiamiento para construir uno nuevo más al sur, pero aún no tenemos ubicado el terreno” dijo Asturias.

Preliminarmente, se piensa que la inversión en Retalhuleu sería de US$250 millones.