Unos 8.000 campesinos de Jalapa, Jutiapa y Santa Rosa en Guatemala se manifestaron este viernes en forma pacífica en San Rafael Las Flores, Santa Rosa, porque una comisión de alto nivel no acudió a una cita a ese municipio para tratar el problema minero.

La inasistencia de la comisión se debió a rumores de que habría una manifestación y concentración masiva, y por esa razón también fue cerrado el edificio municipal.

Unos 200 agentes de la Policía fueron enviados al lugar, en prevención de revueltas.

El que la comisión no llegara generó el rechazo de los campesinos, quienes emprendieron una marcha durante la cual pronunciaron consignas contra la comuna y el gobierno, por no atender los problemas de las comunidades y apoyar la minería.

Piden consulta. Rafael Maldonado, del Centro de Acción Legal Ambiental y Social, indicó que la población exige al alcalde de San Rafael Las Flores, Leonel Morales, que promueva una consulta comunitaria, para que el pueblo decida si quiere o no la actividad de la minera San Rafael, que está en construcción.

Señaló que el jefe edil se ha plegado a las acciones emprendidas por la mina para que no se celebre la consulta.

Muchas de las acciones del alcalde riñen con sus deberes, por lo que se procederá legalmente contra él y se pedirá un antejuicio, advirtió Maldonado.

Roberto Morales, gerente de la mina, aseguró que las actividades de la empresa están apegadas a las leyes del país.

Explicó que suspendió el encuentro por temor a disturbios y que está dispuesto a promover una consulta comunitaria, pero legal y sin presiones.