Como parte de su estrategia de diversificación, el Ingenio Magdalena busca incursionar en proyectos de generación de energía mediante gas natural, hidroeléctricas y carbón.

Este Ingenio fue el mayor oferente en la licitación de 800 megavatios de energía, que se llevó a cabo la semana última.

Hasta ahora, Magdalena genera 125 megavatios (MW), de los cuales 45 MW son para autoconsumo, explicó el gerente del Ingenio, Luis Fernando Leal.

La mitad del año produce con bagazo y la otra mitad con búnker; sin embargo, inició el proceso de cambio, y en lugar de este último combustible pretende girar su mirada hacia la generación con carbón.

La ampliación incluye el proyecto de una planta para generar con carbón, con capacidad de 60 MW, el cual está en construcción y se prevé que empiece operaciones a finales de este año.

Para el 2013, la capacidad llegará a 170 MW, de los cuales 50 serán de autoconsumo, y los 120 restantes se ofertarán al sistema nacional, agregó Leal.

La generación con otros combustibles, según el ejecutivo, dependerá de los resultados de la licitación de 800 MW.

Magdalena ofreció 437.6 MW, que incluye generación de 206 MW con gas natural, 110 MW con carbón, 14.8 MW con hidroeléctrica y 107 con una combinación de biomasa y carbón.

Se tiene previsto que la generadora con gas natural se construya solamente si es competitiva la oferta y le es adjudicada la licitación, expuso Leal.

De adjudicarse se tendría que construir una terminal de importación y "esa es la parte más difícil del proyecto", explicó.

Leal agregó que han optado por este tipo de generación porque se trata de una energía más limpia y eficiente. En el caso del carbón, las tecnologías son menos eficientes, pero el combustible es más barato, en comparación con el búnker.

"Hemos aprendido del negocio. Actualmente es generación con biomasa, pero al participar en el sector, se empiezan a notar otras oportunidades que existen", afirmó Leal, añadiendo que decidieron participar porque pueden lograrse contratos a largo plazo, y el marco regulatorio "ha sido más o menos sano en el país. Existen reglas claras, y aunque no es un marco perfecto, creemos en el desarrollo del país".