Toronto. Siete guatemaltecos presentaron una demanda civil en Canadá contra la compañía minera Tahoe Resources por el ataque contra un grupo de personas en abril de 2013 del que está acusado Alberto Rotondo, entonces jefe de seguridad de la mina Escobal, informaron hoy fuentes de los demandantes.

Rotondo está acusado en Guatemala de ordenar el asesinato de siete líderes comunitarios que encabezaban una protesta contra Tahoe Resources en la localidad guatemalteca de San Rafael Las Flores, situada en las cercanías de la mina Escobal, donde la compañía emprendió un proyecto minero en 2007.

Jen Moore, coordinadora del programa en Latinoamérica de la organización MiningWatch, que vigila las actividades del sector minero canadiense en países en desarrollo y que ha asistido a las comunidades guatemaltecas opuestas a Escobal, dijo a Efe que la demanda se presentó este miércoles en Vancouver, donde está la sede de Tahoe Resource.

Moore añadió que los demandantes (Adolfo Agustín García, Luis Fernando García, Erick Fernando Castillo, Artemio Humberto Castillo, Wilmer Francisco Pérez, Noé Aguilar y Miguel Eberto Martínez) todavía no han establecido la cantidad que reclaman a Tahoe Resource por concepto de daños punitivos.

La demanda de los líderes comunitarios guatemaltecos contra Tahoe Resources ante el Tribunal Supremo de la provincia de Columbia Británica es una de las pocas presentadas en Canadá por acciones violentas en el extranjero en el que presuntamente están implicadas compañías mineras canadienses, destacó Moore.

La demanda civil señala que Tahoe Resources "controla todos los aspectos significantes de la operación de la mina Escobal, incluidos las políticas y prácticas de seguridad y relaciones comunitarias".

"Tahoe de forma expresa o implícita autorizó el uso de fuerza excesiva por Rotondo y el personal de seguridad contra los demandantes o fue negligente al no prevenir que Rotondo y el personal de seguridad utilizasen fuerza excesiva", añadió la demanda.

Moore también señaló la relación de Tahoe Resources con uno de los mayores productores de oro del mundo, la minera canadiense Goldcorp.

El gigante minero canadiense tiene un 40 % del accionariado de Tahoe Resources y, según Moore, seis de los ocho miembros de la junta directiva de la empresa propietaria de Escobal están relacionados con Goldcorp.

Moore añadió que la demanda de los líderes comunitarios guatemaltecos es "solo la punta del iceberg" de las acciones de las empresas mineras canadienses en Latinoamérica.

En marzo de este año, una delegación de las comunidades guatemaltecas que se oponen al proyecto de la mina Escobal realizó una gira por Canadá para denunciar "las violaciones a los derechos humanos" presuntamente cometidas por la compañía.

El año pasado, un grupo de abogados canadienses solicitó a las autoridades bursátiles de Ontario que investigaran si Tahoe Resources violó las leyes canadiense al no comunicar al público los incidentes ocurridos en la mina Escobal.