Boston. El famoso inversor Peter Lynch está donando US$20 millones para formar a directores de escuelas en Boston, convirtiéndose en el último de una creciente lista de individuos de mucha riqueza que defiende públicamente la filantropía.

La semana pasada, el fundador de Microsoft, Bill Gates, y el inversor de Berkshire Hathaway Warren Buffett, los dos estadounidenses más ricos, dijeron que estaban pidiendo a cientos de multimillonarios del país que repartieran al menos 50% de su dinero.

La fortuna de Lynch es considerablemente menor -estimada en unos US$350 millones - pero él comparte la creencia de que los  ricos deberían contribuir a la sociedad.

"La gente que ha tenido más suerte que otros debería entregar mucho dinero", dijo Lynch.

"La gente que ha tenido más suerte que otros debería entregar mucho dinero", dijo Lynch en una entrevista.

Lynch, de 66 años, hizo su fortuna al frente del Magellan Fund de Fidelity Investments. Entre 1977 y 1990, cuando renunció como gerente, el fondo creció hasta ser el principal de Fidelity, con más de US$14.000 millones en activos, desde unos US$20 millones, y un retorno anual promedio de 29,2%.

Lynch, ahora vicepresidente de Fidelity Management and Research Co., y su esposa, Carolyn, han financiado por largo tiempo iniciativas educativas a través de la Fundación Lynch, su organización filantrópica.

La nueva iniciativa, en la Escuela de Educación Lynch del Boston College, será la primera que entregue una formación específica a los directores como una manera de elevar los logros generales de la educación.

"Estamos concentrados en dar a las personas un buen comienzo. La educación en los primeros años parece tener el mejor retorno", dijo Lynch. Las bajas notas de los graduados de secundarias en Estados Unidos es "un cáncer nacional", agregó.

Carolyn Lynch, cuyo padre fue profesor y director, dijo que muchos profesores pasan de la sala de clases a la oficina del director sin una guía o entrenamiento especial.

Para abordar las habilidades que los directores de hoy necesitan, se reunirá a educadores de distintas disciplinas del Boston College, incluidas las escuelas de administración, ética y liderazgo, derecho y redes sociales.

Se elegirá a personas de 135 escuelas públicas de Boston, 16 escuelas experimentales y 135 escuelas parroquiales.

Lynch dijo que esperaba que el proyecto de Boston pudiese convertirse en un modelo nacional. "Quizás podría haber 10 de estos, quizás 20, quizás 50", declaró. "Quizás alguien hará algo como esto en Chicago, San Francisco, Dallas, Detroit", agregó.