Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda cerró con bajas este martes con una oferta muy amplia de bovinos, por la decisión de muchos productores de adelantar sus envíos antes de una huelga que podría afectar el transporte de ganado en los próximos días.

Este martes llegaron al mercado de Liniers, en Buenos Aires, 12.564 vacunos, de los que 94 quedaron sin vender. El mismo día de la semana pasada habían ingresado 6.254 animales.

Trabajadores de la autoridad sanitaria Senasa, que entrega los permisos para transportar los camiones con hacienda hacia Liniers, realizarán este miércoles un paro, lo que suele afectar el envío de animales al recinto.

"Se negoció una oferta que superó las actuales necesidades de la demanda", dijo una fuente del mercado.

Los novillos registraron mermas de entre un 2,69% y un 4,41%, los novillitos cayeron un 3,57%, las vaquillonas un 1,01%, los terneros un 2,95%, las vacas de consumo un 5,59% y los toros un 3,2%.

Sólo las escasas vacas de conserva no registraron cambios en sus precios.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- marcó 8.476 unidades este martes, frente a las 9.080 de la rueda previa.