Buenos Aires. La plaza argentina de hacienda reportaba principalmente caídas este lunes debido a la limitada calidad comercial de muchos bovinos y a la ausencia de varios compradores que ya contaban con suficientes existencias de carne, dijeron operadores.

Este lunes llegaron 2.824 vacunos al mercado de Liniers, en Buenos Aires, frente a los 1.579 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

"La moderada cantidad de compradores coincide en buena parte de los remates con una dispersa calidad del ganado encerrado, lo cual reiteró el clima bajista del cierre anterior", explicó una fuente del mercado.

Los terneros registraban mermas del 2% y los novillos del 1%, mientras que los novillitos, las vacas y los toros retrocedían el 0,5%.

Solamente las vaquillonas lograban mantenerse estables en sus precios.