Ciudad de México. La implementación de las reformas estructurales y el potencial de inclusión financiera en el país, aunado a que el sistema bancario mexicano actualmente es uno de los mejor capitalizados a escala mundial, indican que “hay suficiente espacio para la expansión del crédito en México”, aseguró Bernardo González Rosas, titular de la unidad de Banca de Desarrollo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Al participar en la 12 Convención Anual de La Red de la Gente, una alianza comercial entre el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) e intermediarios de ahorro y crédito popular que buscan expandir el financiamiento al sector más vulnerable del país, resaltó que la expansión del crédito es un catalizador de las reformas estructurales y el crecimiento económico de México.

Sólo en la primera mitad del año, destacó, “el crecimiento del PIB excluyendo las actividades relacionadas con el petróleo, fue de 3.2 por ciento, y esto se explica fundamentalmente por la demanda interna y ésta a su vez tiene como determinante importante la reactivación del crédito en mejores condiciones”.

Asimismo, dijo que la fortaleza del sistema financiero mexicano permite aprovechar la implementación de las reformas y potencializar el crecimiento del crédito a pesar del difícil entorno global.

"Las reformas estructurales y el hecho de que a pesar del contexto internacional que prevalece, México cuente con una economía estable y con perspectivas favorables, abren oportunidades de expansión”.

Agregó que las 11 reformas estructurales impulsadas por el Gobierno de la República y aprobadas por el Congreso de la Unión, continuarán mejorando un soporte sólido al crecimiento de la economía e incrementando la competitividad y productividad de nuestro país.