El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la aprobación de un donación de US$40,5 millones para la ampliación del Parque Industrial Caracol, una moderna planta fabril que opera en el norte de Haití. Los recursos darán nuevo impulso a los esfuerzos que lleva a cabo el gobierno haitiano para atraer inversiones en una región potencialmente productiva pero económicamente desaventajada.

La nueva donación para el parque industrial perteneciente al estado, financiará la construcción de más estructuras fabriles, cantinas, edificios administrativos y otras instalaciones de servicios, caminos y redes de servicios básicos. El BID suministró US$105 millones para las dos primeras etapas del proyecto, emprendido en 2011, y el gobierno de los Estados Unidos donó la planta generadora de electricidad que presta servicios a las fábricas y las comunidades vecinas.

Desde que entró en funcionamiento, el 1 de abril de 2012, el Parque Industrial Caracol firmó contratos con cuatro usuarios creando cerca de 3.000 puestos de trabajo en una región donde había pocas oportunidades de empleo formal, especialmente para mujeres. Las instalaciones manufactureras complementan otros proyectos apoyados por el gobierno haitiano y la comunidad donante, cuyo objetivo es la aceleración del desarrollo de los departamentos del norte del país.

La nueva donación incluye recursos para pequeños proyectos de infraestructura en comunidades próximas al parque industrial, como el mejoramiento de caminos o la construcción de sendas para ciclistas y paradas de autobuses. Se llevarán a cabo estudios adicionales para controlar y evaluar los impactos económicos, sociales y ambientales de las actividades del parque industrial.

El BID, que es el principal donante multilateral de Haití, financia actualmente proyectos de agricultura, educación, energía, transporte, agua y saneamiento y desarrollo del sector privado, por un valor total cercano a US$1.400 millones. 

Todos los financiamientos no reembolsables del BID son ejecutados por entidades del gobierno haitiano e incluyen fondos para la formación de capacidad.