Dr. J. Eulogio Estigarribia. Las empresas harineras instaladas en la zona de Dr. J. Eulogio Estigarribia, Dpto. de Caaguazú, están paralizadas a raíz de la inseguridad reinante sobre la Ruta VII “Dr. Gaspar Rodríguez de Francia”, donde los choferes en huelga amenazan y violentan a los transportadores que no se pliegan a la medida de protesta.

Según los datos, las firmas SemAgro, Cerelista Campo 9, Sol Blanca, Colonial y Molipar cerraron sus puertas hasta que la situación se normalice.

El colono y empresario menonita de esta región, Dionisio Hildebrand, expuso que la situación se agravó a raíz de los incidentes ocurridos en la zona de Caaguazú, donde los transportistas rompieron el parabrisas de uno de los transportadores de harina de la empresa Molinos Harineros.    

Hildebrand expuso que los choferes y los mismos empresarios menonitas decidieron no enviar los productos a los centros de ventas, debido a la inseguridad reinante.

“Ante esto decidieron parar los trabajos porque los productos finales quedan amontonados en los depósitos, lo que genera pérdidas para las empresas”, expuso Hildebrand.

Si la medida de protesta y la obstrucción del tránsito continúan, dentro en los próximos días otros molinos cerrarán sus puertas, lo que significa pérdidas y sobre todo el desempleo de más de cuatrocientos obreros que trabajan en forma directa con los molinos.    

“Sabemos que los productos faltan en los mercados, pero desde aquí se nos hace difícil enviarlos debido a la huelga de los choferes”, acotó.

El empresario lamentó la oleada de inseguridad existente en el país y que las empresas y productores deban vivir amenazados sin poder trabajar con tranquilidad.   

Además, habló de la necesidad de una urgente solución a los problemas en el campo y con los transportistas, para evitar una grave crisis económica en el país.

“Los obreros de los molinos en estos días estuvieron manifestando que también saldrán a las calles para que se les permita volver a sus labores”, indicó.

Ante los fallos de la mesa de diálogo de los transportistas con los sectores del gobierno y empresarios graneleros, hasta hoy los choferes siguen haciendo de las suyas.