Detroit. Las ventas de automóviles estadounidenses habrían subido hasta un 20% en agosto, debido a que mejores acuerdos de financiación y una mejoría en el mercado inmobiliario alentó a los consumidores a reemplazar sus envejecidos automóviles y camiones.

Economistas sondeados por Thomson Reuters esperan una tasa anual de ventas de autos y camiones en agosto de 14,2 millones de vehículos, lo que marcaría el tercer mes consecutivo por encima de los 14 millones.

Los analistas esperan que las ventas suban en el rango de un 16% a un 20% respecto al año anterior.

Sin embargo, las ventas estadounidenses en julio fueron más débiles de lo esperado, por lo que los analistas estarán observando cuando las automotrices den a conocer sus resultados el martes para ver si el alto desempleo y la débil confianza del consumidor complicarán la demanda.

"La fortaleza en las ventas de vehículos livianos de agosto quita parte de la presión de las expectativas para el resto del año, si bien persiste un alto nivel de riesgo", dijo Jeff Schuster, vicepresidente senior en LMC Automotive.

"Prevemos que las actuales oscilaciones en las ventas de automóviles continuarán en el futuro inmediato, pero el panorama general en 2012 sigue siendo positivo", agregó.

Las ventas de autos, que proporcionan un panorama anticipado de la demanda del consumidor, han sido uno de los puntos brillantes en la economía de Estados Unidos, y las automotrices esperan un incremento en las ventas del segundo semestre estimulado en parte por la introducción de una serie de modelos nuevos.

Funcionarios de la industria dicen también que la edad promedio de los autos que transitan las calles de Estados Unidos -11 años, un máximo histórico - continúa impulsando la demanda.

"Aunque los datos de desempleo y confianza del consumidor no han apoyado las ventas en Estados Unidos, creemos que estos factores están siendo más que contrarrestados por el sólido entorno de financiación y una mejora en datos de viviendas", dijo en una nota de investigación el analista de Barclays, Brian Johnson.

Para el analista también apoya el hecho de que muchos consumidores no han cambiado sus autos comprados entre el 2004 y el 2008.

Johnson reiteró que espera que las ventas para todo el año terminen en alrededor de 14,4 millones de vehículos mientras la demanda repunta hacia fines de año.

Las ventas de autos cayeron a 10,4 millones de vehículos en el 2009 antes de subir a 11,6 millones y 12,8 millones los siguientes dos años, respectivamente. En el período de 10 años que finalizó en el 2007, las ventas de autos en Estados Unidos promediaron anualmente casi los 17 millones.

Los ejecutivos de General Motors y de Ford Motor Co dijeron también que la mejoría en el sector inmobiliario podría impulsar las ventas de camionetas.

Pero las señales de una continua recuperación económica han sido mixtas. Y el deterioro del mercado europeo de autos ha generado temores de un contagio en el mercado de Estados Unidos.

Las automotrices japonesas Toyota Motor Corp y Honda Motor Co mostraría las ganancias más fuertes entre los principales fabricantes de autos al tiempo que los niveles de sus inventarios repuntan tras las faltantes provocadas por el terremoto japonés.