Uruguay. Hasta el próximo martes hay plazo para que los viticultores perjudicados por el exceso de lluvias se inscriban para remitir materia prima al Fondo de Alcohol Vínico, cuya creación fue una de las medidas dispuestas por el gobierno para asistir al sector vitivinícola.

En el marco de la declaración de Emergencia Agropecuaria para la viticultura y la horticultura (en este caso la de campo) del sur del país, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) creó una herramienta útil para atenter de inmediato la coyuntura adversa, pero clave además de cara a futuraa vendimias adversas, puesto que el Banco de Alcohol Vínico que gesta dicho fondo quedará instaurado en forma definitiva.

Pensando en la vendimina de 2014, por un lado se afectó la cantidad estimada de la cosecha, que caerá a unos 100 millones de kilos de uva desde los 120 millones estimados previo a la adversidad, pero también se perjudicó la calidad de la uva y así de los futuros vinos.

Para corregir la falta de alcohol necesaria en la uva se puede utilizar azúcar, alternativa de menor costo, pero también la corrección se puede realizar con la máxima calidad, recurriendo a alcohol vínico.

La idea es que en este inicio el Banco de Alcohol Vínico reciba de 17 a 20 millones de kilos de uva –del producto de baja calidad y con dificultades para ser colocado en el mercado– para elaborar con ello 1,25 millones de litros de alcohol vínico. De ello, para solucionar el tema de la calidad en esta zafra, habría que utilizar un millón de litros.

4085

El grado de alcohol mínimo para la uva que se aporte por parte de los viticultores es 7,5 grados.

Según lo dispuesto, el Fondo de Emergencia Agropecuaria será quien pague al productor por la uva remitida y, a la vez, financiará a tres años y sin intereses el pago del alcohol vínico que los bodegueros adquieran, estando previsto que ese alcohol tenga un precio competitivo en el mercado.

El enólogo José Lez, presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi), organismo dirigido por representantes de los sectores público y privado y responsable de la gestión del banco, informó que el llamado a viticultores para participar del denominado “Programa 2 Vendimia 2014” exige que los interesados estén inscriptos en el Inavi como viticultores sin bodega propia o relacionada (pueden ser viticultores que integren o no alguna gremial de productores); que de inmediato hagan la inscripción vía telefónica al 095 594 333 de 8:30 a 17 horas hasta el martes 18 de febrero inclusive; y que aporten los siguientes datos: número de inscripción del viñedo, nombre del titular, cantidad de kilos de uva disponibles al programa y teléfono de contacto.

Lez dijo que el Inavi gestionará y administrará todo el programa a desarrollar, evaluando y controlando el porcentaje de participación en kilos de uva de cada viticultor de acuerdo a los kilos totales de uva que insuma el programa.

Añadió que si con este primer llamado no se completa el volumen de uva necesario para elaborar el alcohol vínico que se precisa se extenderá a los productores no contemplados en el primer llamado.

Destacó que toda esta operativa presta soluciones a dos puntas en la cadena vitivinícola, a productores familiares que han sido los primeros perjudicados por los excesos de lluvias y a los industrializadores que tendrán facilidades para solucionar la baja calidad.