Nueva York. El senador estadounidense Robert Menendez dijo que quiere que el presidente ejecutivo de BP testifique en audiencias que investigan si la gigante energética británica influyó en la liberación del condenado atacante de Lockerbie, a causa de intereses empresariales.

"Un nuevo presidente ejecutivo no me será útil porque Tony Hayward es la persona", dijo Menendez en una rueda de prensa en Nueva York cuando se le preguntó si aún quería que Hayward testifique, pese a que se espera su renuncia en las próximas 24 horas.

Menendez presidirá las audiencias agendadas para el jueves en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

Políticos estadounidenses expresaron molestia por la liberación el año pasado por razones humanitarias del atacante condenado en Gran Bretaña, Abdel Basset al-Megrahi, y quieren saber si BP tuvo un papel en la liberación del oficial de inteligencia libio.

El caso se ha vuelto más intenso desde que el derrame de petróleo en el Golfo de México aumentara el malestar estadounidense con BP.

Los cuatro senadores de Nueva York y Nueva Jersey han exigido al gobierno británico y el departamento de Estado estadounidense que investiguen las circunstancias del caso Megrahi, quien pudo volver a Libia a causa de un cáncer terminal y sigue con vida, pese a los pronósticos médicos que llevaron a su liberación.