Singapur/Londres. Heineken ganó el control este viernes del grupo cervecero asiático que elabora la cerveza Tiger cuando Fraser and Neave (F&N) de Singapur accedió a vender su participación en la firma por US$4.000 millones, dijeron fuentes con conocimiento de la situación.

Heineken elevó su oferta para asegurar el negocio por la cotizada Asia Pacific Breweries (APB), que aumentará las ganancias asiáticas del grupo holandés y podría desbaratar a F&N, un grupo de bebidas y propiedades.

"El acuerdo fue negociado por Heineken y la administración de F&N (...) y ahora tendrá que ser aprobado por el directorio de F&N y luego será anunciado oficialmente", declaró una fuente.

Heineken ya posee un 42% de APB, que administra 24 cervecerías asiáticas, y busca obtener la participación del 40% de F&N que ayudará a la compañía de Amsterdam a defender su territorio contra el segundo hombre más rico de Tailandia.

Heineken había dado a F&N plazo hasta este viernes para aceptar la venta y las fuentes dijeron que el negocio fue acordado en principio a un precio levemente más alto que la oferta inicial de Heineken de 50 dólares singapurenses por acción de APB.

El directorio de F&N aprobaría la venta, agregaron.

Heineken no estuvo disponible para comentar de inmediato, pero fuentes dijeron que se prepara un anuncio oficial para el viernes.

Las acciones de la cervecera holandesa subían un 0,5%, a 44,67 euros, a las 10:30 GMT, mientras que las de APB y F&N suspendieron sus operaciones el jueves y este viernes, a la espera del acuerdo.

Negocio vital. Al ganar APB, Heineken obtendrá la propiedad total de Tiger, Bintang, Anchor y otras marcas de cerveza, más dos docenas de cervecerías en 14 países, incluyendo Singapur, Malasia, Indonesia, Vietnam, Tailandia y Camboya. Alrededor de un 30% de los volúmenes de APB son para la marca de cerveza de Heineken.

El acuerdo es vital para Heineken en el creciente mercado asiático. Para la tercera mayor cervecería del mundo, el control de APB podría ayudarla a elevar la proporción de ganancias que obtiene de Asia a un 15% desde un 6%, afirman analistas, lo que impulsaría la tasa de crecimiento del grupo completo.

Fuentes dijeron que Coca-Cola vigila de cerca las otras líneas de F&N, que incluyen a la popular gaseosa 100PLUS, jugos de frutas, agua mineral y productos lácteos, en caso de que sean escindidas de los activos de propiedad del grupo de Singapur.

Eso podría enfrentar a Coca-Cola contra dos cerveceras asiáticas, Thai Beverage y la japonesa Kirin Holdings, que tienen sus propios intereses a proteger en su calidad de accionistas de F&N.

Las acciones de F&N han saltado un 31,5% este año, para cerrar a 8,15 dólares singapurense el miércoles, pero han bajado desde un nivel récord de 8,49 dólares singapurenses.

Los títulos de APB, que cotizan a 49,50 dólares singapurenses, han subido un 71,9% desde el comienzos de año.