Heineken invertirá US$2.000 millones en los próximos cuatro años, lo que significa que duplicará sus inversiones en el país, tomando en cuenta que del 2011 al 2014 su inversión en México ascendió a US$1.000 millones.

En conferencia de prensa, el nuevo CEO de la cervecera en México, Dolf van den Brink, informó que de dicha inversión forman parte los 7.350 millones de pesos (US$407,2 millones) para su nueva y séptima planta en el país que estará ubicada en Chihuahua y cuya construcción se anunció el año pasado. Para este año, se destinarán aproximadamente US$500 millones.

En general, la inversión anunciada en los siguientes años será para la ampliación de sus plantas existentes en el país, por ejemplo, para nuevas líneas de enlatado y también para marketing e innovación.

Además, este jueves 3 de marzo se lanzará en la región norte del país la nueva cerveza europea Amstel Bier Light, su expansión a todo el país dependerá de la aceptación que genere.

La cervecera también apostará a la generación millennial del país. "Más del 70% de la población son millennial. Queremos ser los campeones de esta nueva generación", enfatizó el nuevo Ceo holandés.

Expectativas para 2016. Aunque el grupo advirtió que los mercados emergentes podrían ser volátiles en el nuevo ejercicio, espera un crecimiento de los ingresos y utilidades en el 2016, y apunta a una expansión del margen en línea con su objetivo a mediano plazo de 40 puntos básicos.

El grupo aumentó sus ingresos en todos sus mercados en el 2015, aunque la ganancia operativa disminuyó en África y Oriente Medio, principalmente debido a un menor número de turistas que visitaron la región y por la desaceleración económica en Nigeria y la República Democrática del Congo.

La ganancia operativa creció más rápido en América, especialmente en México y Brasil, donde el grupo elevó los precios y vendió más cervezas premium.

Para el grupo en su conjunto, la utilidad neta antes de ítems extraordinarios creció un 16% a 2.048 millones de euros (US$2.310 millones) en el 2015, en línea con las expectativas de los analistas de 2.052 millones de euros (US$2.230,9 millones).