Nueva York. El presidente ejecutivo de Heineken asegura que su compañía no necesita destronar al Grupo Modelo SAB como el fabricante de cerveza más grande de México para que su adquisición de Femsa Cerveza este año sea un éxito, y añadió que el gran potencial del acuerdo está en el extranjero.

"No tengo que ser necesariamente número uno, siempre y cuando tenga un buen retorno y buen perfil de crecimiento", aseguró Jean-Francois van Boxmeer en una entrevista el viernes.

Heineken acaparó aproximadamente 44% del mercado cervecero mexicano, tras adquirir la división del gigante minorista Femsa este año en un acuerdo valuado en unos US$5.000 millones.

En los últimos años, Femsa, fabricante de las marcas Tecate, Sol y Dos Equis, ha perdido terreno a manos de Grupo Modelo, dueño de Corona y de más de la mitad de las ventas de cerveza en México.

Van Boxmeer, desde la oficina del gigante cervecero holandés en la ciudad de Nueva York, sostuvo que la compañía planea incrementar la distribución de Dos Equis y Sol en Europa, ambas marcas relativamente pequeñas. La empresa tomará el control de la distribución de estas, hoy en manos de Molson Coors Brewing Co., en Reino Unido a partir de octubre.

Dentro de México, la cervecera con sede en Ámsterdam prevé impulsar los volúmenes de ventas en parte al producir Heineken en el país. También piensa colocar la marca, actualmente con una presencia diminuta en México, en más bares y establecimientos. Van Boxmeer declinó dar detalles sobre los planes de Heineken para su cartera de marcas mexicanas, pero sostuvo que la empresa podría mejorar "el empaquetado y publicidad de Sol".

La incursión en México forma parte de una estrategia más amplia de Heineken para invertir en economías emergentes con el objetivo de contrarrestar el lento crecimiento en Europa. La compañía opera en la actualidad en 74 países. "Tenemos un riesgo bien distribuido", aseguró van Boxmeer.

El mes pasado, el gigante cervecero registró un aumento mayor al anticipado en las ganancias netas del primer semestre, e indicó que espera un incremento en las utilidades de este año en el rango bajo de los dos dígitos, excluyendo ciertas partidas extraordinarias.