Heineken, la tercera mayor cervecera del mundo, pronosticó que sus ventas de cerveza y los márgenes de ganancias crecerán a un ritmo más lento en el 2015 después de un año reforzado por la expansión en los mercados emergentes y el Mundial de fútbol.

La cervecera holandesa, la más vendida en Europa, se benefició del aumento de las ventas de cerveza en África, América y Asia. Las ventas y las ganancias fueron prácticamente estables en Europa occidental, mientras que en Europa oriental fueron claramente más débiles.

La utilidad operativa consolidada antes de ítemes excepcionales subió un 6,4% a 3.130 millones de euros (US$3.500 millones), justo por encima del promedio de 3.110 millones de euros obtenido en un sondeo de Reuters.

Heineken dijo que espera que los ingresos crezcan en el 2015, pero con un ritmo más lento de expansión de las ventas de cerveza que en el 2014.