La cerveza Heineken sería producida en Bolivia por la empresa Bebidas Bolivianas (BBO), fundada por inversores locales. 

Se prevé que la fabricación de la bebida se inicie en dos años, según el jefe de Misión Adjunto de la Embajada de los Países Bajos en Perú, Edwin Keijzer.

“La compañía Heineken está analizando la posibilidad de producir su cerveza Heineken aquí en Bolivia, lo cual sería una gran noticia si el negocio se llega a concretar”, comunicó a La Razón Keijzer, quien también es Encargado de Negocios interino para los países de Bolivia y Ecuador.

Heineken Pilsener es fabricada desde 1973 por la cervecería neerlandesa Heineken Internacional. A partir de 1975, la mayoría de las cervezas de la marca han sido elaboradas en la principal cervecera de Heineken, situada en Zoeterwoude en los Países Bajos. La bebida es producida en diferentes partes del mundo. En Sudamérica, fabrican el producto en Argentina y Chile, según datos oficiales.

El diplomático estimó que la producción en el país se iniciará en los próximos dos años. “Si se cierra el negocio sería muy beneficioso, tanto para Holanda como para Bolivia debido a que la población local podrá consumir cerveza de una marca y receta holandesa, pero producida por los bolivianos y eso sería positivo”, afirmó.

El diplomático señaló que Heineken Pilsener es la segunda marca más vendida a nivel global y es fabricada con varios elementos como: agua purificada, cebada malteada, lúpulo y levadura.Keijzer precisó que para consolidar la posibilidad también es necesario que en el territorio nacional se incremente el consumo de la bebida.

“En la actualidad, la cerveza Heineken tiene buena acogida en el país y existe mucho interés para ampliar su mercado. Tengo confianza en que se cierre el negocio”, manifestó.

Especificó que para la compañía holandesa, Bolivia es “un mercado interesante” debido a que en los últimos años se ha incrementado el poder adquisitivo generado por el crecimiento de la economía nacional. “Nuestra tarea como embajada es motivar a las empresas holandesas como Heineken a que vengan a Bolivia porque es una buena inversión”.