Bruselas. Heineken, la tercera mayor cervecera del mundo, aumentó sus ventas en todas las regiones del mundo en el primer trimestre, pero advirtió que sus fuertes ganancias no se repetirán durante el año.

Heineken, cuyas marcas principales son Heineken y Amstel , una de las tres cervecerías más importantes  de Europa, informaron que el volumen de las ventas superaron  las expectativas, además de ser el primer incremento anual desde finales de 2008.

Los ingresos subieron un 3,6% a US$5122 millones, frente a la expectativa promedio del mercado por US$5094 millones.

El crecimiento fue más fuerte en África y el Medio Oriente a pesar de los disturbios en Egipto, pero las ventas también aumentaron en Europa occidental, debido al mayor consumo en Gran Bretaña, Francia y los Países Bajos.

El consumo de cerveza también se recuperó en Rusia desde hace un año, cuando la triplicación de los impuestos especiales golpeó al mercado cervecero.

La cervecera holandesa reiteró su previsión de un incremento de un dígito bajo en costos de los insumos y por hectolitro.

También dijo que el aumento del gasto de marketing de este año era probable, como su impacto sobre todo en Europa. Casi la mitad de los ingresos de la cervecera de 2010 procedían de Europa occidental.

El crecimiento de los volúmenes y los esfuerzos para reducir los costos  resultaron en un incremento comparable de la utilidad de operación de más de un 20% en el primer trimestre.

El director financiero, Rene Hooft Graafland, dijo en una conferencia de prensa que este crecimiento, un período de menos importancia para el grupo, no era una índice del rendimiento anual de Heineken.

El volumen consolidado creció en bases comparables un 5,5% a 33,8 millones de hectolitros, más que los 32,8 millones promedio que esperaban los analistas, según un sondeo de Reuters.