Costa Rica. El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fue seleccionado por el Banco Mundial para aplicar el "Protocolo de Evaluación de la Sostenibilidad de la Hidroelectricidad" en el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, la central más grande de Centroamérica en la actualidad.

Esta herramienta de evaluación, diseñada por la Asociación Internacional de Hidroelectricidad (IHA), sirve para evaluar la sostenibilidad para el desarrollo y la operación de la hidroelectricidad.

Mide el nivel de cumplimiento y desempeño de los distintos planes de gestión del proyecto en temas económicos, sociales y ambientales.

Según informó este sábado el ICE, la firma inglesa Golder Associates fue elegida por el Banco para aplicarlo; su primera misión trabajará del 22 al 27 de mayo en Costa Rica.

El 23 de mayo, se realizará el lanzamiento oficial, con la presencia de instituciones del Estado, desarrolladores y organismos no gubernamentales, entre otros actores ligados al desarrollo hidroeléctrico.

"Los proyectos seleccionados con este fin deben tener un perfil de compromiso y cumplimiento muy alto, lo que posiciona a Reventazón en un grupo distinguido en la región latinoamericana. Esperamos que la evaluación fortalezca al Proyecto como un líder en gestión socioambiental, como ya lo han catalogado otros organismos internacionales", señaló Carlos Obregón, presidente ejecutivo del ICE.

El estudio Better Hydro Compendium of Case Studies 2017 -desarrollado en conjunto por el Banco Mundial y la IHA- escogió a Reventazón como uno de los seis ejemplos exitosos a nivel mundial en el manejo de impactos habituales en proyectos hidroeléctricos. Resaltó su programa de compensación acuática como uno de los más innovadores del continente.

La evaluación final del Protocolo será anunciada por la IHA en setiembre de este año, culminando el proceso con un seminario latinoamericano en Colombia para la devolución de los resultados en noviembre próximo.