Lima. El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) estimó que el Sistema de Hidrovías de la Amazonía peruana podría operar en dos años, con la finalidad de ordenar el desplazamiento de embarcaciones y dinamizar la economía en ese sector del país.

El director general de Transporte Acuático del MTC, José Qwistgaard, indicó que dicho ministerio declarará de interés al referido proyecto en este mes para que la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) lance la convocatoria en un breve plazo.

Detalló que el sistema comprende tres hidrovías establecidas en los ríos Huallaga y Ucayali, y su confluencia en el río Amazonas, los cuales se convertirán en vías demarcadas para facilitar el tránsito fluvial en esas zonas.

“Hoy los ríos los transitamos a nuestra propia manera, con dificultades de no saber por donde ir, se transitan al ojo, olfato, con nuestros sentidos, porque no se tiene instrumentos para que los viajes sean más seguros”, declaró.

Indicó que se busca convertir a los ríos en vías demarcadas, a cargo de un administrador que establecerá los volúmenes de carga para facilitar la fluidez en la navegación con menores costos.

Asimismo, aseguró que un sistema de hidrovías permitirá reducir el tiempo de desplazamiento de las embarcaciones.

“Cuando la hidrovía esté en operación, prácticamente funcionará como una carretera. Hacia el lado derecho los que suben y los que bajan hacia el Amazonas por la izquierda. Hoy todo se hace de manera doméstica, tenemos que industrializar el transporte en la selva”, añadió.

Adelantó que la concesión sería otorgada a un solo operador porque la entrega de cada hidrovía a diferentes empresas elevaría el costo de las operaciones.

Recordó que el mencionado proyecto fue encargado por el MTC a ProInversión en el gobierno anterior, pero que el mismo se retrasó debido a las condiciones cambiantes de la Amazonía.

El desarrollo del Sistema de Hidrovías será financiado por el Estado peruano con una inversión que supera los US$100 millones y contará con el apoyo de Brasil, país con experiencia en proyectos de esa naturaleza.

Las obras comprenden una infraestructura de accesos, entradas y salidas para demarcar la circulación en los mencionados ríos.

Qwistgaard participó en el Simposium de Puertos “Agenda pendiente para el desarrollo portuario en el Perú”, organizado por dicha entidad, la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú), la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) y la Autoridad Portuaria Nacional (APN), que concluye este miércoles.