Una fuerte acusación acaba de ser dirigida a Germán Efromovich, el socio mayoritario de Avianca. El medio Primera dio a conocer una denuncia de Expedito Machado Neto, el hijo del presidente de Transmetro, una subsidiaria de Petrobras, en la cual acusa al empresario de "haber girado a través de HR Financial Services 28 millones de reales (US$8 millones) a una cuenta de la familia Machado en el HSBC en Suiza. 

Germán Efromovich se negó a pagar sobornos, pero creó "una manera más creativa que pagar una ventaja indebida" en los contratos estatales (construcción de barcos en los astilleros Mauá Jurong, en Niterói, y Eisa - Ilha S.A, en la isla Governador (Río de Janeiro)", consigna el medio.

Las denuncias están fundamentadas en la declaración que dio Sergio Machado y su familia antes las autoridades brasileñas. 

Dentro del portal web también se indica que los giros se habrían realizado entre 2009 y 2013, transacciones que "por parte de HR Financial Services, cuyo controlador, según Expedito, era el propio Efromovich".

Lo otro que expone el denunciante por medio de Primera Página es que "Synergy Group, propiedad de Efromovich, controlaba los astilleros brasileños Mauá Jurong, en Niterói, y Eisa-Ilha S.A, en la isla de Gobernador (en Río de Janeiro). El astillero Mauá Jurong ganó un contrato llave en mano para construir cuatro barcos para transporte de derivados para Transpetro, por un total de US$277 millones. También afirma que los giros fueron camuflados en créditos: "el escudo fue participar en un supuesto préstamo a la petrolera Petrosynergy con yacimientos en tierra en Brasil".

Ante los señalamientos, Efromovich negó las acusaciones. Por medio de Caracol Radio dijo: "Nosotros no hemos sido involucrados o mencionados por el director de Petrobras, por ningún diputado, en ninguna de estas investigaciones de corrupción en Brasil". Además argumentó que el mismo Machado admite que él se negó a pagar propinas y que él no da dinero a políticos.