Francfort. La constructora alemana Hochtief dio el miércoles un nuevo paso para eludir la Oferta Pública de Acciones (OPA) de la española ACS al llevar su estrategia de defensa en Australia a un nuevo nivel.

Tanto Hochtief como su filial australiana Leighton Holdings, donde posee 54%, han pedido a los reguladores australianos ayuda para defenderse de una oferta no solicitada y sin prima de ACS.

El regulador australiano ASIC no ha admitido la petición de forzar a ACS a que haga una oferta por Hochtief y sus filiales, lo que incluiría Leighton y encarecería la oferta.

Ahora Hochtief dice que está llevando su solicitud al siguiente nivel de las autoridades australianas.

"Tras la decisión de ASIC de no pedir a la constructora española que envíe una oferta para controlar Leighton Holdings, es turno para que tome esta decisión para el Takeovers Panel de Australia", dijo Hochtief.

La oferta de ACS, que ofrece ocho acciones suyas por cada cinco de Hochtief -donde posee 29,9%- está diseñada para permitir a la compañía española que aumente gradualmente su participación sin tener que ofrecer una prima de control.

Si la española finalmente tiene que adquirir Leighton y sus filiales también, la cuenta de la oferta se encarecería en al menos US$5.150 millones.