Madrid. Cemex y Holcim no fusionarán su actividad en España, en contra de lo anunciado en agosto, según el acuerdo definitivo que han firmado ambas compañías y que establece que la primera comprará dos fábricas de Holcim, que continuará operando en el país.

En agosto de 2013, la cementera mexicana Cemex anunció su fusión en España con el grupo suizo Holcim.

Cemex controlaría cerca del 75% de la actividad combinada en ambas compañías, tras comprar activos de Holcim, según explicó la mexicana cuando anunció la operación, que fue aprobada el 9 de septiembre por la Comisión Europea.

"En España, las dos compañías no formarán una sociedad conjunta tal y como se había comunicado, sino que Cemex comprará la fábrica integral de Holcim Gádor (Almería) y la molienda de Yeles (Toledo) con una capacidad de producción de cemento de 1,75 millones de toneladas", ha informado hoy Holcim en un comunicado.

Tras la venta de estos activos, Holcim mantendrá su presencia en España con una capacidad de 2,2 millones de toneladas y sus operaciones actuales de árido y hormigón.

Según la compañía suiza, la modificación del acuerdo se debe al cambio en el panorama estratégico, tras el anuncio en abril de este año de la propuesta de fusión global de Holcim y el grupo francés Lafarge.

El acuerdo definitivo sí incluye el intercambio de activos acordado en agosto en los mercados de Alemania y República Checa.

Así, Holcim comprará las operaciones de Cemex en Alemania Occidental por unos 45 millones de euros, en tanto que la mexicana adquirirá las de la suiza en la República Checa.

"Holcim y Cemex seguirán siendo competidores en España y en la República Checa. En Alemania, Holcim optimiza su cartera mediante una mejor conexión de sus operaciones en el norte con las del resto del país", añade el comunicado, en el que se avanza que está previsto que la operación se cierre durante el primer trimestre de 2015.

Holcim, especializada en la producción y distribución de cemento, árido y hormigón, está presente en España desde 1980 y desarrolla su actividad en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia y la Comunidad Valenciana.