San José. Ubicado en la ciudad de Escazú, en la Zona Rosa de San José, el Holiday Inn de Grupo Agrisal es el primer hotel urbano tecno-sostenible construido en Costa Rica.

El objetivo del proyecto es hacer de la sostenibilidad su marca principal para atraer visitantes e inversionistas extranjeros.

El acto inaugural se realizó en presencia de la mandataria costarricense, Laura Chinchilla, y los empresarios salvadoreños Roberto Murray Meza, presidente de Agrisal; y Eduardo Quiñónez, director de la división hotelera.

“Con el Grupo Agrisal llegó también la calidad de sus ideas. Queremos agradecerles con mucha sinceridad por haber escogido nuestro país para la realización de este hotel, que muestra el aspecto innovador y creativo de su empresa”, expresó Chinchilla.

El hotel es una primera fase de los planes del Grupo Agrisal, que además espera inaugurar en mayo de 2012 la segunda parte del proyecto llamado Plaza Tiempo, que consiste en una construcción de 16.000 metros cuadrados de oficinas, 50 locales comerciales y 900 estacionamientos.

“Agrisal está invirtiendo US$60 millones en el proyecto Plaza Tiempo; es decir, en total hicimos una inversión de US$80 millones en este proyecto de uso mixto integrado que se compone de un área de comercio de conveniencia y un centro corporativo”, comentó Murray Meza.

El área de construcción tendrá un total de 78.800 metros cuadrados y generará más de 3.000 empleos directos e indirectos.

“Tenemos ya planeada la apertura de otro proyecto en Panamá el próximo año, y estamos trabajando también en diferentes proyectos en Nicaragua, Honduras y Guatemala. Estamos también analizando las oportunidades que se presentan en Colombia”, explicó.

Ahorro y eficiencia. El Holiday Inn en Escazú es el primero de una nueva generación de hoteles que se colocan a la vanguardia por su tecnología amigable con el ambiente.

Entre las innovaciones está que se logró reducir el consumo de agua en un 40% respecto a un hotel convencional, con un sistema que permite un tratamiento del agua de las duchas para usarla en los servicios.

Además, un sistema inteligente maneja automáticamente la intensidad de la luces en función de la luz externa.

La instalación de persianas en la fachada reduce también el calor dentro del edificio y contribuye a reducir el uso del aire acondicionado. Se instalaron también ascensores de tercera generación que reutilizan parte de la energía que producen.

“Por sus tecnologías innovadoras, más su compromiso con el reciclaje de los desechos que genera, el hotel ya fue acreditado con cinco estrellas por el Instituto Costarricense de Turismo”, anunció el ministro de esa rama, Alan Flores.

Por ubicarse al lado de uno de los hospitales más importantes de Costa Rica, el Holiday Inn tiene como meta recibir una clientela de turistas y de ejecutivos, pero también las personas que llegan por razones médicas.

“El turismo médico registra en Costa Rica un crecimiento muy importante en estos últimos años, y por ello un 10% de nuestras habitaciones son específicamente preparadas para recibir a personas discapacitadas”, explicó Eduardo Quiñónez, director de la División Hotelera del Grupo Agrisal.