Detroit. Honda Motor Co recortó la producción en sus plantas automotrices en Estados Unidos (EEUU) y Canadá este miércoles, debido a las interrupciones en el suministro de partes después del terremoto que azotó a Japón hace más de dos semanas.

Los cambios temporales en la producción variarán de planta a planta, basándose en la disponibilidad de ciertas piezas, dijo el portavoz de Honda, Jeffrey Smith, quien se negó a dar detalles sobre los cambios en cada planta.

El fabricante de automóviles opera plantas en Canadá y en tres estados de EEUU. Honda depende de proveedores norteamericanos para más de 80% de las piezas que utiliza para construir sus vehículos en Norteamérica.

Honda suspendió la producción en dos de sus plantas en Japón hasta el 3 de abril. Smith dijo que la mayor parte de los proveedores de partes de la compañía con sede en Japón han reanudado la producción o están listos para comenzar.

"Esta es una situación muy fluida", dijo Smith, y agregó: "Estamos trabajando con algunos proveedores que aún tienen que reanudar la producción para restablecer las operaciones y, al mismo tiempo, estamos evaluando fuentes adicionales para algunas de las piezas".

El terremoto y el tsunami del 11 de marzo, en el norte de Japón, y la consecuente crisis nuclear, han dejado a la industria automotriz del mundo luchando para hacer frente a la repercusión de los efectos sobre la producción y base de abastecimiento.

Toyota Motor Corp dijo a sus operadores que limiten los pedidos de ciertos repuestos para asegurar un suministro adecuado.