Manila. Honda Filipinas anunció la suspensión del 50% de su producción original de la planta de Santa Rosa, al sur de la capital, debido a los problemas de suministros de piezas por parte de los proveedores de Japón, rezó un comunicado.

La empresa explica que si bien los proveedores japoneses se empeñan para reanudar sus operaciones, no todos han podido normalizar la producción.

Honda Cars Philiphines afirmó que intenta restablecer con sus proveedores sus operaciones habituales, mientras evalúa posibles alternativas para la cadena de suministros.

Además pidió la comprensión de sus compradores durante estos "tiempos difíciles". 

Aunque la empresa no indicó la cantidad de vehículos afectados, ni el tiempo de la medida, se estima que la planta afectada posee 700 empleados que ensamblan cerca de 15.000 vehículos anuales.