Tegucigalpa. El gobierno se apresta a iniciar la construcción del nuevo aeropuerto en Palmerola, el cual se edificará en los predios de la base aérea Enrique Soto Cano, donde también opera la Fuerza de Tarea Conjunto Bravo de Estados Unidos.

La obra arrancará en los próximos días, tras la finalización de las negociaciones entre el poder Ejecutivo y la concesionaria Aeropuertos de Honduras, actualmente encargada del manejo de los cuatro principales aeropuerto que existen en Honduras.

Tras meses de negociación, InterAirports se comprometió con el gobierno a ejecutar en un período de dos años la construcción del nuevo aeropuerto por un monto de US$125 millones, es decir, unos 2.400 millones de lempiras.

Según la Comisión Nacional de las Alianzas Público Privadas (Coalianza), la concesionaria analiza la incorporación de socios estratégicos de Asia y Europa para garantizar la ejecución del proyecto aeroportuario.

Fuentes han informado que entre los acuerdos logrados entre el gobierno e InterAirports se mantiene la ampliación, que inicialmente se planteó por 20 años, del concesionamiento de los aeropuertos, lo que significa que el operador administrará los cinco aeropuertos (incluido Palmerola) hasta 2040.

Durante el 2000, el gobierno entregó, vía concesionamiento, a InterAirports el manejo por 20 años de las terminales Toncontín de Tegucigalpa, Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, Golosón de La Ceiba y Juan Manuel Gálvez de Roatán.

Según se conoció, el acuerdo logrado entre las partes para la construcción del aeropuerto de Palmerola no contempla ningún incremento a las tarifas, aunque una vez finalizado el proyecto no se descarta una variación máxima de US$2.

Actualmente las tarifas de salida son de US$38,71 para el pasajero internacional, 35,71 para el viajero nacional y 41,15 lempiras para salidas al resto del territorio nacional.

Inversión. El acuerdo entre el gobierno y la concesionaria también establece una disminución en las inversiones que estaban previstas para Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba y Roatán, pues los recursos se orientarán a Palmerola.

InterAirports tiene en su cartera de inversión destinar unos US$52 millones al aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula; US$18,9 millones al Juan Manuel Gálvez; US$19 millones al Golosón de La Ceiba y cerca de US$7 millones a Toncontín, antes de 2020.

Este plan de inversiones sería modificado para enfocar los recursos en la nueva terminal que se pretende construir en Comayagua.