Tegucigalpa, Honduras. Las autoridades de la Alcaldía asumieron el reto de cerrar su último año de la presente administración con broche de oro y saldar la histórica deuda de obras que mantiene la comuna con los 1,5 millones de capitalinos.

Así lo afirmó el alcalde Ricardo Álvarez en la presentación del informe final de proyectos ejecutados en 2012 y los proyectos para el presente año.

Al evento, desarrollado en el Museo para la Identidad Nacional (MIN), asistieron miembros de la Corporación Municipal, representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país. Personeros de organismos internacionales, funcionarios del gobierno central y diferentes organizaciones de la sociedad civil.

“En el 2013 no descansaremos hasta tener una ciudad más moderna, segura, con mejores calles y obras, pero sobre todo con más solidaridad”, declaró el jefe municipal.

Logros de 2012. Previo al anuncio del plan de acción de 2013, el edil recapituló los principales logros obtenidos el año pasado.

La conclusión del paso a desnivel Paz y Esperanza, entre los bulevares Suyapa y La Hacienda, a un costo de 70 millones de lempiras (US$3,4 millones), encabezó el listado de obras.

La rehabilitación de 450 kilómetros de la red vial y ampliación de terceros carriles, con una inversión de 312 millones (US$15,3 millones) y 18 millones (US$885.443) de lempiras respectivamente, complementan los alcances en materia de infraestructura vial.

Otro de los frentes de trabajo fue la recuperación de espacios públicos emblemáticos, pues con una erogación de ocho millones de lempiras se rescató del olvido crónico el Redondel de los Artesanos, la plaza Los Dolores y las gradas del barrio La Hoya.

En la cartera de prevención de desastres, mencionó que se han invertido 200 millones de lempiras (US$9,8 millones) en la estabilización del cerro El Berrinche y El Reparto, que se traducen en el 70% de avance de las obras.

Mientras que el programa Barrios más Seguros, donde están amparados unos 90 mil habitantes de 175 barrios y colonias, es la carta de presentación de la municipalidad en el combate del flagelo de la inseguridad.

Pero reconoció que la falta de conclusión del nuevo inmueble del mercado Colón mancha el listado de obras cumplidas, pues la obra se entregó con un 95% de avance.

Ejes de inversión en 2013. Para 2013 se espera una inversión que ronda los 720 millones de lempiras (US$35,4 millones), según proyecciones del alcalde.

Al igual que el año pasado, el tema de infraestructura copará la agenda municipal, pues los proyectos en esta materia absorberán más de la mitad de la inversión total.

Será la ejecución del Trans 450 la obra de mayor envergadura a un monto de 420 millones de lempiras (US$20,6 millones), obtenidos por un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Precisamente, “mañana martes firmaremos el contrato de adjudicación, donde sentaremos las bases de un sistema de transporte a la altura de las mejores ciudades de Latinoamérica”, anunció Álvarez.

Cabe señalar que el también denominado Bus de Transporte Rápido (BTR) debió iniciar hace seis meses, pero un tropiezo judicial por un recursos de amparo que interpusieron los propietarios de ocho empresas de transporte, retrasó el proceso.

El Trans 450 es un sistema de transporte de vagones que se movilizan en un carril exclusivo a 25 kilómetros por hora, con una capacidad de 160 pasajeros.

Y para aliviar el infernal tráfico que impera en la zona sur se contempla construir un paseo aéreo que conectará el bulevar Comunidad Económica Europea (CEE) con el Fuerzas Armadas (FF.AA.).

A un costo de 35 millones de lempiras se pretende levantar la moderna obra de infraestructura que tendrá una longitud de 700 metros, considerada la más grande de Honduras y Centroamérica.

Asimismo, se prevé realizar una ampliación del puente San José y el bulevar FF.AA., a la altura de Metromall, y pequeñas obras viales en La Granja y la Salida a Danlí.En total, incluyendo los operativos de bacheo y pavimentación, se pretenden destinar a la red vial unos 200 millones de lempiras, proyectos financiados por préstamos concedidos por la Corporación Financiera Internacional (IFC) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

En la parte social, los programas de Techos Dignos, Suelos Dignos, Agua para Vivir, la Funeraria del Pueblo y Fútbol para la Vida aglutinan unos 60 millones de inversión.

En deuda. Pese al abanico de obras que pregona el jefe de la Corporación Municipal, el regidor Eliseo Castro sostiene que la comuna está en deuda con la población capitalina.

“Todavía queda mucho por hacer, es más la deuda que tenemos con la ciudad capital que lo que le hemos pagado en esta administración”, lamentó.

Mientras que la regidora Doris Gutiérrez fue más allá y sostuvo que la presentación del informe se quedó corta en el tema de rendición de cuentas y otras labores.

“El informe quedó en deuda en la parte financiera, porque no presentó cuánto se invirtió en cada obra”, acusó.

Asimismo, lamentó que ayudas humanitarias sustanciales, como el impulso de microempresarios y talleres de capacitación, quedaron al margen de la exposición.

Sin embargo, ambos funcionarios municipales se mostraron optimistas para cumplir con el enorme reto que asumieron en su último año de gestión.