Tegucigalpa. El presidente de la junta directiva de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), William Chong Wong, aseguró que la empresa tendrá futuro solo con financiamiento externo.

El funcionario confirmó que la empresa está consolidando la participación externa en las futuras inversiones. "Muchos de los funcionarios se aferran a las instituciones creyendo que pueden salvarla y realmente las instituciones no se salvan por sí solas, sino que tiene que actuarse con una estrategia muy sana".

Sobre el futuro de Hondutel, se ha señalado que hay una división dentro del mismo gobierno, pues unos funcionarios apoyan la tesis de que debe venderse el 51% de sus acciones a un socio y otros alegan que Honduras no debe deshacerse de la principal empresa estatal. Estos últimos abogan porque se busquen alianzas estratégicas para fortalecer la empresa.

Confirmó que actualmente Hondutel está en negociaciones con empresas estadounidenses como Laticom International y Maxcess Foundation Inc.

Otras negociaciones. Además, hay negociaciones con empresas hondureñas como Iptel, Telediinsa y Asi Consultant. Asimismo, hay acuerdos en proceso con empresas mexicanas y canadienses. La negociación más avanzada es la que existe con la empresa Laticom, la cual invertirá en Hondutel alrededor de US$50,5 millones con el objetivo de iluminar la fibra óptica que actualmente posee el país.

"Se autorizó por la junta directiva a la gerencia para que suscribiera un contrato, que cumpla con todos los requisitos legales y que no sea en menoscabo de la institución, pero aún el contrato no ha sido aprobado. No solo se tratará de Internet, sino de otros tipos de tecnologías", afirmó el funcionario.

Sobre este contrato con Laticom International, que será firmado el 11 de enero de este año, voceros de la embajada de Estados Unidos negaron la versión de que el embajador Hugo Llorens asistirá. No está contemplada su presencia en ese evento, dijeron. Igual se supo que tampoco estará el ex embajador Crescencio Arcos, quien al parecer es un ejecutivo de la firma estadounidense.

Sobre el futuro de Hondutel, se ha señalado que hay una división dentro del mismo gobierno, pues unos funcionarios apoyan la tesis de que debe venderse el 51% de sus acciones a un socio y otros alegan que Honduras no debe deshacerse de la principal empresa estatal. Estos últimos abogan porque se busquen alianzas estratégicas para fortalecer la empresa.

Los últimos números. De acuerdo con información de la gerencia de Hondutel, es un logro que a noviembre de 2010 los estados financieros revelen utilidades por ocho millones de lempiras (US$415 mil) y un ahorro presupuestario de 274.45 millones de lempiras (US$14,2 millones).

Estos resultados, que ponen a la empresa en números negros, se consideran positivos para la gerencia, ya que en el 2009 la empresa estatal atravesó una de sus peores crisis, mostrando pérdidas hasta por 220 millones de lempiras (US$11,4 millones).

Según las autoridades de Hondutel, en enero y febrero de 2010 la empresa todavía presentaba pérdidas por el orden de los 51 millones de lempiras (US$2,6 millones).

En el 2010, la actual administración recibió una cartera de cuentas por cobrar de 1.471 millones de lempiras (US$76,3 millones) y para diciembre de 2010, esta cartera se había reducido a 1.039 millones de lempiras (US$53,9 millones), es decir, una recuperación de 432 millones de lempiras (US$22,4 millones).

También el Estado de Honduras honró parte de sus deudas al cancelar 232 millones de lempiras (US$12,03 millones) correspondientes a las deudas que se mantenían por el servicio durante el año 2009 y 2010. La empresa reporta a diciembre de 2010 la instalación de 48.445 nuevas líneas de cobre.