El alza de siete lempiras a la bolsa de cemento fue confirmado por la cementera y el gobierno, confirmando la publicación de El Heraldo.

Pero el informe inicial de siete lempiras podría quedarse corto, ya que esa cantidad corresponde únicamente al productor y no a toda la cadena.

Representantes de la empresa Lafarge-Incehsa indicaron que esta alza está en vigencia desde el lunes 26 de diciembre, un día después de la Navidad.

Mientras tanto, las autoridades de Industria y Comercio, quienes a primera hora habían calificado de especulación el alza, terminaron confirmando e identificando que varias ferreterías en Francisco Morazán, Choluteca y Olancho ya están aplicando el ajuste a la población.

Darío Mencía, ejecutivo de Lafarge-Incehsa, indicó que el incremento de 138,80 (US$7,1) a 146,62 lempiras (US$7,5) se debe al alza en los costos de producción, especialmente la energía eléctrica y los combustibles.

"Lo que hicimos fue comunicarle a nuestros clientes un incremento que habrá a partir del día 26 y este se da por los aumentos a la energía eléctrica, la que en el 2011 nos subió en 22% y tuvimos incremento en los combustibles sólidos en alrededor de 37%", señaló.

Aunque recordó que las ferreterías que distribuyen el producto también aplican alzas. "Al distribuidor le va afectar porque se le incrementa 0.70 centavos por la aplicación del 12% del impuesto sobre ventas y por ajuste del transporte de 1.39 lempiras (US$0,07)", anotó. El incremento global es de 7.93 lempiras (US$0,40), pero lo que corresponde a la Lafarge-Incehsa solo son 5,84 (US$0,30), que es 5% del precio anterior de la bolsa de cemento.

Según el ejecutivo, todo aumento es notificado con anticipación a las autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC) para que sepan en qué fecha se aplicará y el monto del mismo.

La otra cementera se limitó a decir que ellos no han realizado alzas a su producto.

Buscan reunión. "Nos han hablado de Olancho y Choluteca, que ya las ferreterías están cobrando siete lempiras más. Entonces, vamos a verificar si justifican o no el aumento", expresó el ministro de la SIC, Francisco Zelaya, confirmando el alza.

Nuevamente el gobierno esperó hasta que la población ya está pagando las alzas para realizar inspecciones de campo y convocar a reuniones con los empresarios. A dos días de su vigencia, los inspectores de Protección al Consumidor, confirmaron el golpe al bolsillo de los hondureños. Mario Chinchilla, director de Protección al Consumidor, indicó que en algunas ferreterías la bolsa de cemento está a 152 lempiras (US$7,84), ocho lempiras más que el precio anterior.

En cuanto a la reunión con los cementeros dijo que "nadie nos ha recibido por parte de la industria, hasta mañana o pasado", dijo.

La Comisión para la Defensa de la Competencia no tenía información sobre el alza. "Como hasta hoy se anunció ese incremento, entonces lo que estamos actualizando las cifras del cemento", manifestó su presidente, óscar Lanza.

Esta comisión ya ha aplicado millonarias multas a las cementeras por prácticas monopólicas.