A largo plazo, Honduras estará en la capacidad de exportar aviones, carros, barcos y computadoras si se materializa el megaproyecto "Ciudad Modelo", que involucrará a inversionistas nacionales y extranjeros, según el ministro jefe de Gabinete de Casa Presidencial, Octavio Rubén Sánchez.

Los funcionarios de los poderes Ejecutivo y Legislativo están llenos de optimismo con este proyecto y aseguran que Honduras eliminará la pobreza en los próximos 30 años.

El proyecto requerirá de un aeropuerto internacional que deberá estar ubicado cerca de la zona en desarrollo y de un puerto de embarque y desembarque de gran calado para exportar bienes y servicios, dijo el funcionario.

Ha sido el presidente Porfirio Lobo Sosa el principal promotor de este polo de desarrollo que pretende imitar a otros que con buen suceso se han ejecutado en Asia, especialmente Singapur, Hong Kong, Corea, Taiwán y Japón,

Varios funcionarios viajaron en noviembre del año a Miami, Estados Unidos, para conocer detalles del plan de boca del economista y profesor de la Universidad de Stanford, Paul Romer.

Posteriormente viajó el presidente Lobo Sosa acompañado de algunos de sus cercanos colaboradores, en su mayoría aspirantes presidenciales cuyo liderazgo será determinante en el Congreso Nacional para impulsar el plan.

El economista Romer, que acaba de visitar el país, dice que Honduras debe pensar en grande, pero para eso se requiere de voluntad política para la toma de decisiones que conduzcan a disponer de un marco jurídico que le dé autonomía a "Ciudad Modelo".

Este proyecto procura generar miles de fuentes de empleo y condiciones favorables de salud, educación y vivienda para las personas que se trasladen al lugar a trabajar y de paso se lleven a sus familias.

Sánchez dijo a El Heraldo que lo primero que se necesita es un territorio de unos mil kilómetros cuadrados, equivalente a unas cien mil manzanas, despoblado donde se pueda facilitar el desarrollo de la infraestructura.

Desde ya se han identificado posibles zonas que están cerca de las bahías y puertos que ofrecen condiciones naturales para un promover un emporio agrícola e industrial.

Entre estas zonas están los valles de Sico y Paulaya, el Valle de Agalta, La Mosquitia, la zona sur (cerca de Amapala) y una parte del Litoral Atlántico en las cercanías de La Ceiba y Omoa.

La zona escogida deberá ser dotada de autonomía, con leyes específicas para el lugar, sin que ello signifique la pérdida de la soberanía y control por parte del Estado, explicó el ministro jefe de Gabinete de Casa Presidencial.

El megaproyecto de inversión, del cual no hay aún estudios de factibilidad, apostará a la instalación de industrias, ensamblaje pesado y a la reparación de barcos de alto calado, servicio que por ahora solo se presta en Estados Unidos y en México, dijo Sánchez.

También se podrán fabricar computadoras, turbinas de avión y se ensamblarán vehículos, livianos y pesados.

"A largo plazo podemos exportar cosas que hasta este momento parecen inviables como aviones, turbinas de aviones, computadoras, satétiles, carros, barcos de alto calado", dijo con optimismo el funcionario.

"Honduras, por la ubicación que tiene, podría convertirse en el centro para prestar diferentes tipos de servicios, incluyendo servicios financieros".

Una vez materializado el proyecto de inversión, que esté en pleno apogeo, la economía hondureña estaría en capacidad de tener un crecimiento anual del 8%, similar al comportamiento que tuvo en los países asiáticos.

Socialización. El presidente del Congreso Nacional, Juan Orlando Hernández, dice sentirse "muy optimista" con este proyecto.

Para llevarlo a la práctica se ha iniciado un proceso de socialización que concluirá con un referéndum para que el pueblo pueda pronunciarse si está o no de acuerdo.

"El Estado no es que va a invertir, el sector privado internacional vendrá bajo las reglas nuestras a moverlo. Es un concepto más ampliado de la relación público privada", dijo Hernández.

Por su parte, el economista Romer expresó: "El único consejo que tengo para ustedes es que abran su mente y piensen en grande".