Tegucigalpa. La crisis que ha vivido el sector productor de papa en Honduras ha dejado pérdidas que supera los 200 millones de lempiras.

A raíz de esta problemática, las autoridades del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa) de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, (SAG), firmaron un protocolo de importación de semilla de papa, con los representantes fitosanitarios del gobierno de Canadá.

Con esto se ampliará la oferta de calidad y precio de este cultivo en beneficio de los productores de papa del país. Heriberto Amador, director de Senasa dijo que "este es un tema de prioridad para el gobierno, en vista que quienes producen papa son pequeños productores de la zona de La Esperanza, Intibucá y otros municipios de occidente del país".

La Secretaría de Agricultura tiene planificado crear un laboratorio para la clasificación, almacenamiento y certificación de semilla de papa en el valle de Otoro, "eso será una de las mejores ventajas que tendrá nuestro país porque la semilla que obtendremos será distribuida, al mismo tiempo se dará seguimiento a los resultados del producto", sostuvo.